Abrupto fin

Abrupto fin

Lo confieso. Voy a hablar de una novela de la que no he conseguido pasar del primer capítulo.

Y puede que sea culpa mía. Quién sabe.

Pero, tras dieciocho páginas de actitudes estereotipadas y diálogo mal escrito, confieso que no me han quedado ganas de seguir. Una llamada que causa una discusión conyugal en la que están todos y cada uno de los tópicos del melodrama barato de película de las tres de la tarde. Una conversación entre marido y mujer de la que no crees ni una sola palabra, porque nadie habla así; ya no en la vida real, ni siquiera en el mal cine.

Y me temo que eso es cuanto puedo decir de Fin de David Monteagudo, la novela que parece estar despertando el entusiasmo de mucha gente, entre ellos un cierto sector -el que quizá podríamos denominar más “literario”- de la crítica especializada de ciencia ficción y fantasía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR