Inevitabilidad

Alguien camina sobre mi tumba.

Anda, se detiene, gira, baila, zapatea, a veces se sienta y en ocasiones se tumba. Corre y salta. Camina de puntillas. Da una patada.

Soy yo. Una y otra vez soy yo mismo, dando los pasos que me llevarán al lugar en el que estoy y del que ya no volveré.

Pienso en advertirme. Pero sé que es inútil. Al fin y al cabo, sean cuales sean mis pasos acabaré donde estoy.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR