Confieso que no lo pillo (2)

Leo que las medidas que se están aplicando para “salir de la crisis” son las que el primer mundo obligó a tomar a los países en vías de desarrollo durante la crisis de los años ochenta. Las mismas, tal cual. Medidas que, por otra parte, frenaron su desarrollo y, en algunos casos, se cargaron su economía.

Y sigo igual… cuanto más información tengo, menos lo pillo.

O quizá no lo quiero pillar. Quizá no quiero pensar de verdad que todo esto es un plan meditado, deliberado y pensado hasta sus últimas consecuencias (con los gobiernos del primer mundo como cómplices y comparsas) para llevarnos de vuelta al feudalismo.

Pero cada vez me lo ponen más difícil para no pensarlo.

Así que recapitulo.

¿Quién está sobrellevando sobre sus hombros el peso de la crisis, pagando una y otra vez por algo que no han provocado?

  • Los trabajadores por cuenta ajena
  • Los autónomos
  • Las pequeñas empresas

¿Quiénes no sólo parecen estar a salvo de ella sino que, incluso, les está beneficiando?

  • Los bancos
  • Las multinacionales

Así que sí, es cierto. No lo pillo porque no quiero. Porque, en el fondo, aún hay dentro de mí un ingenuo que no puede creer que de verdad las cosas sean así. Y tengo la sensación de que, cuanto antes mate a ese ingenuo, será mucho mejor.

Por pura autopreservación.

Deja un comentario