Mis diez libros-fetiche

Mis diez libros-fetiche

Cada uno de nosotros tiene varios libros fetiche. Libros sin los que, tal vez, seriamos  distintos; que nos han marcado en un momento muy concreto de nuestra vida; que nos han abierto los ojos, nos han mostrado lugares nuevos  o nos han enseñado a contemplar de otra manera lugares familiares. Libros que, en cierto modo, son parte de lo que somos. Nos definen, igual que lo hacen nuestras ideas políticas, nuestras creencias religiosas o nuestra actitud general hacia la vida.

En mi caso, además, suelen ser libros que, de un modo u otro, han hecho de mí el escritor que soy, para bien o para mal. A menudo percibo rastros de ellos en cuanto escribo, aunque seguramente nadie más que yo lo haga.

Estos son mis diez (pero lo mismo podrían haber sido cinco; o veinte) libros fetiche. No los que considero mejores; seguramente, no los que más placer me han proporcionado con su lectura. Pero, de algún modo, son los que más me han marcado y, podríamos decir, han formateado los senderos de mi mente de un modo concreto y preciso.

El orden es totalmente aleatorio

  • Cien años de soledad, de Gabriel García Márzquez
  • La colina de Watership, de Richard Adams
  • Yo, Claudio, de Robert Graves
  • El fin de la Eternidad, de Isaac Asimov
  • La ciudad y las estrellas, de Arthur C. Clarke
  • Shogun, de James Clavel
  • Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas
  • La isla misteriosa, de Julio Verne
  • Sivainvi (Valis), de Philip K. Dick
  • El hombre menguante, de Richard Matheson

No son los únicos. Pero en estos momentos, cuando pienso en los libros que han sido relevantes en mi vida, son los que vienen a mi memoria.

¿Y a la vuestra?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR