5 thoughts on “Un par de enlaces para reflexionar en esta jornada

  1. Impresionante cómo Cristina, aunque se nota que está leyendo, pone en su sitio a los tertulianos.

    E impresionante cómo la periodista aplica una especie de tercer grado, injustísimo, al chaval.

  2. No creo que la periodista aplique ningún tercer grado. Solamente ha hecho las mismas preguntas que el resto nos podemos hacer. La periodista ha hablado pausadamente y dejado al chico explicarse todo lo que ha querido. Un tercer grado es otra cosa.

    Respecto a la chica llamada Cristina, entiendo sus reivindicaciones. Pero me da la impresión de que toda esta gente con ilusiones y esperanzas (y frustraciones) son carne de cañón para los políticos, que los van a acabar usando a su antojo. Al menos consta que varios partidos ya lo están haciendo.

    Resulta muy curioso el tema de los partidos llamados “minoritarios”: alguien se cree que si obtuviesen el poder no iban a corromperse en menos de lo que canta un gallo? Sólo hay que ver el caso de IU, que en muchos ayuntamientos de pliega a la voz de su amo (que es el PSOE). Amigos míos me dicen que UPD o Ciudadanos pueden ser un candidatos interesantes, pero no olvidemos de dónde proceden esos partidos o sus responsables. Hoy van con chaquetas de pana y en cuatro días con americanas de cortefiel… En ayuntamientos donde no hay una mayoría PPSOE, todos los partidos minoritarios, sin excepción, se han vendido a los mayoritarios sin escrúpulos. Otra cosa es: qué pasará cuando las elecciones las gane el PSOE o el PP en la mayor parte de las comunidades? Para qué habrán servido las manifestaciones?

    El problema es más profundo que elegir partidos políticos que nos gobiernen: el problema es que no estamos capacitados para ser gobernados porque la sociedad de ha vuelto corrupta hasta extremos increíbles. Y eso es algo que ocurre a todas las escalas y niveles. Lo que hace falta es un cambio muy profundo de mentalidad y en el modo de hacer las cosas. Sería fantástico si ese cambio realmente ocurriese, pero sinceramente, dudo que eso ocurra. Nos quejamos de nuestros políticos pero no nos damos cuenta de que su actitud es consecuencia de la nuestra. Manifestándose podemos mostrar nuestra indignación y hacer que la clase política se dé cuenta de que la gente está harta, pero no vamos a contribuir a resolver el problema porque no van a cambiar, porque no son más que ciudadanos como nosotros y los tenemos porque nos los hemos merecido. Sólo hay que preguntar a los manifestantes a quién votaron las elecciones anteriores.

    El pais se comienza a hundir en una crisis económica y política de la que solamente vemos la punta del iceberg. Cuando estas cosas ocurren los ciudadanos y los políticos comenzarán a comportarse como ratas, como lobos o como corderos. Siempre es así.

    Lamento ser pesimista, pero intento ser objetivo. El espíritu se alimenta de sueños, pero el estómago no.

  3. No estoy en desacuerdo con muchas de las cosas que dices. Pero tengo también claro que limitarse a reconocer que vivimos en una sociedad corrupta y que no se puede hacer nada, no es la solución. Solución que, por otro lado, a lo mejor ni existe, pero hay que empezar a buscarla y lo que está pasando estos días me parece un buen sitio por el que empezar. Ya veremos si lleva a alguna parte o no. Me niego a adelantar acontecimientos.

    En cuanto a los partidos: sabemos que los que están o han estado en el poder (aunque sea de refilón, como IU en Asturias, por ejemplo) tienen un comportamiento sectario y corrupto: llevan años demostrándolo. Los que no han estado todavía… quizá lo tengan y quizá no. No lo sabemos. Ni lo sabremos hasta que no probemos a ver qué pasa.

    Y al final, pues, mira, quizá nada de todo esto lleve a una solución y la cosa acabe en algo chungo y sangriento. Es posible. Pero probemos antes otras cosas, a ver.

  4. Ahí voy precisamente: que más vale estar como estamos antes de que la solución sea “algo chungo y sangriento”, como dices. No se trata de conformismo y de dejar que los partidos actuales sigan haciendo tantas cosas de mala manera, sino de buscar una salida razonable sin caer en extremismos o situaciones absurdas.

    Desde mi punto de vista elegir a otros partidos que no tienen experiencia (ni para bien, ni para mal) y que se van a encontrar conque “les toca la lotería” es jugar con fuego. Sólo hay que pensar en lo que ocurrió en Marbella cuando salió el Gil, o lo que ocurrió -y ocurre- en Venezuela precisamente debido al cansancio de los electores por los partidos mayoritarios -corruptos e inútiles- cuando ganó Chávez. No creo que individuos como Chavez o Gil sean beneficiosos para nada y menos aún me trago la propaganda de nadie. La mayor parte de las situaciones en las que el electorado se cansa de los partidos mayoritarios y eligen de golpe a otros candidatos sin experiencia suele acabar mal o peor. La historia muestra ejemplos interesantes.

    Posiblemente el problema es que las personas honestas y que realmente harían algo por mejorar las cosas no se quieren meter en política, posiblemente porque: 1) saben que sería difícil hacer bien su trabajo; 2) no quieren tener que tragar con mierda (corrupción, guerras internas en partidos, etc). A lo mejor la “ley cero” de la política tendría que ser “La persona que desee dedicarse a actividades políticas tendrá completamente prohibido participar en las mismas”. Pero obviamente esto es una utopía.

  5. Sí, bueno, estoy bastante de acuerdo con esa “ley cero”. Yo siempre la he formulado como “todo aquel que desee el poder deber ser apartado de él lo más rápido posible”, pero en esencia es lo mismo.

    En cuanto a tu primer párrafo… me temo que seguir “estando como estamos” es, directamente, una invitación al desastre. Seguir estando como estamos es seguir dejando que las cosas se deterioren hasta el extremo de que llegue un momento en que la única salida sea un baño de sangre.

    Hay que reaccionar. Y hay que hacerlo ya. Y quizá lo que comentas sobre los distintos partidos sea cierto pero, no sé, prefiero hacer algo, aunque sea hacerlo a tientas, sin tener muy claro de lo que funciona y lo que no, que seguir dejando que la situación vaya empeorando.

    En estos momentos, las opciones “civilizadas” y dentro del sistema son pocas. Y una evidente es arrebatarles el control a los grandes partidos mayoritarios, aunque sólo sea para que, de la hostia, reaccionen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.