Unas reglas muy sencillas

El domingo, vete a votar. La abstención no sirve para nada. A todos los efectos, es como si no existieras.

No votes en blanco. Cada persona que vota en blanco les está dando un voto más a los grandes partidos mayoritarios.

No votes ni al PP, ni al PSOE, ni a IU. Y, si vives en una comunidad autónoma donde los partidos nacionalistas tienen una presencia fuerte, no les votes a ellos tampoco.

Tras eso, vota lo que te de la gana.

Pero vota.

3 comentarios

  1. Oye ¿Y a IU por qué no?

    Vamos: que no es que les tenga un afecto enorme, pero ¿la idea no era reivindicar la igualdad de voto frente a las distorsiones de la ley electorál? Pues más distorsión que la que afecta a IU no sé yo.

    Y si lo que quieres decir es “no votes a nadie que pueda obtener representación” ¿por qué no incluyes también a UPyD?

  2. Bueno… ahí reconozco mi parcialidad. Por mi experiencia, en Asturias IU lleva veinte años siendo el sicario tonto del PSOE, haciéndole la segunda con tal de obtener una concejalía por aquí o una consejería por allí. Y, al menos en Asturias, creo que merecen pagar por eso.

    Puede que en otras comunidades sea distinto, claro.

  3. En Madrid existe la “aldea gala” de Rivas y las referencias que me llegan por distintas fuentes son inmejorables. No obstante, supongo que tienes razón en lo de que cada comunidad, e incluso cada ayuntamiento, tiene su propia historia.

    A mí me cuesta perdonarles el discurso nacionalista con el que participaron en el gobierno vasco junto a la derechona católica del PNV. Aunque, al menos, parece que por fín echaron a Madrazo.

    Bueno: no me quiero ir por los cerros de Úbeda. Como bien dices: que cada cuál vote lo que le dé la gana ¡pero que vote sin miedo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.