La Ciudad, un repaso

Fieramente humano
Fieramente humano

A lo largo de mi vida como escritor he tenido cierta predilección por las sagas. Están, por supuesto, las cuatro novelas de Sherlock Holmes. Y el ciclo de Drímar; que una vez reordenado, revisado y editado por Sportula, ocupará cuatro volúmenes.  Y El adepto de la Reina, que comenzó como una novela aislada, pero que pronto tendrá una continuación y, sospecho, no se detendrá ahí.

Por supuesto, hay novelas aisladas que no pertenecen a ningún ciclo. El sueño del Rey Rojo, por ejemplo, o la más reciente Sondela. Pero son las menos; excepciones, en realidad.

De algún modo, cuando encuentro un escenario que me gusta, no lo dejo descansar sin haberlo explorado a fondo.

Y hay un ciclo que nunca, hasta este momento, había sido definido como tal. Cuando, en 1999 publiqué El abismo te devuelve la mirada, no tenía ninguna intención de que fuera parte de una saga o una serie. Era una historia muy personal y se desarrollaba en una ciudad que no tenía nombre y que, en mi imaginación, era muy parecida a aquella en la que vivo, Gijón. Había hecho lo mismo con algunos relatos fantásticos que había escrito antes y con unos cuantos de los que escribí después; cuando necesitaba un lugar donde ambientarlos usaba la ciudad que mejor conozco. Pero en mi mente no había ninguna intención de construir un escenario común para todos ellos.

Luego llegó Los sicarios del cielo. Y, posteriormente, la revisión de El abismo te devuelve la mirada que Ediciones Hegemón publicaría en 2008 como El abismo en el espejo (y que ahora reedito en formato digital con Sportula). Al revisar la novela para la nueva edición, me pareció buena idea que algunos de los personajes de Los sicarios del cielo aparecieran en ella como secundarios.

Fue entonces cuando la voluntad de construir un ciclo narrativo usando como telón de fondo una versión fantástica (y un tanto oscura en ocasiones) de la ciudad en la que vivo quedó formulada de modo explícito. Y, en ese momento, al revisar algunos de mis relatos cortos, vi que había unos cuantos que tenían lugar en ese escenario que había ido construyendo un poco por aquí y por allá, sin pensarlo demasiado y sin tener un plan concreto y determinado.

El abismo en el espejo
El abismo en el espejo

Cuando, a mediados de 2005, me senté a escribir Fieramente humano, lo hice, por primera vez, con la conciencia clara y definida de que se trataba de una novela ambientada en un escenario concreto. Un nuevo episodio de una serie, de una saga, podríamos decir. Y, de hecho, a lo largo de su peripecia, fueron apareciendo (con una importancia mayor en unas ocasiones, menor en otras) personajes y situaciones que aquellos que hayan seguido mi obra podrán reconocer de relatos y novelas anteriores.

Fieramente humano es, junto con Sondela, mi novela más compleja hasta la fecha. En algunos aspectos, la más ambiciosa, por la cantidad de personajes e hilos argumentales que manejo. En muchos, la más satisfactoria. Y, en unos cuantos, la más desinhibida; o, por decirlo de un modo más coloquial, la más «burra».

No es la última novela de la Ciudad (ahora sí, con mayúsculas) que he escrito desde entonces. Y, de hecho, hay también un puñado de relatos inéditos que se ambientan en ella. Supongo que es cuestión de tiempo que encuentre editor para esa nueva novela; como lo es, sospecho, que acabe sacando de algún modo una recopilación con todos los relatos cortos ambientados en la Ciudad.

Y, por supuesto, tarde o temprano volveré a pasear por sus calles. Hay un puñado de personajes que, a lo largo de todos estos años, han pasado por las historias de los demás sin encontrar la suya propia. Y sé bien que tarde o temprano acabarán encontrándola.

Entretanto, y para aquellos interesados, dejo un listado de todo el material publicado hasta el momento que se puede encuadrar en el ciclo de la Ciudad. Los relatos van entre comillas;  las novelas, en negrita.

1990:

  • «Encerrada»

1995:

  • «Todo fluye»

1997:

  • «Victoria pírrica»

1999:

  • El abismo te devuelve la mirada
  • «Piensa lo que quieras»
  • «Tarot»
  • «En territorio ajeno»

2000:

  • «Intruso»

2002:

  • «Con dados cargados»

2003:

  • «Aquí, allí, en todas partes»

2005:

  • Los sicarios del cielo
  • «Marcado tres veces»

2008:

  • El abismo en el espejo

2011:

  • Fieramente humano

5 comentarios

  1. Bueno pues felicidades por tu nuevo libro. Tengo que ponerme a leerme todo lo tuyo qu etengo pendiente. Como alguien acabará diciendo la tonteria, seré yo el que lo haga. Aun sabiendo que tu ere mas de DC, el personaje de la portada, con las canas, los bigotes y la perilla ¿No se parece mucho a Stephen Strange?

  2. Se parece, se parece. Y el parecido no es del todo casual.

    Y, aunque ahora me tire más DC que Marvel, en mi juventud fui un Marvelzombi de tomo y lomo… mucho antes, sospecho, de que se hubiera acuñado la expresión.

  3. Desde luego, la portada está genial… y el título es muy sugerente. ¿Se puede leer un adelanto en algún sitio?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.