¿Por qué lo llaman «creador» cuando quieren decir «parásito»?

Hola, me llamo Rodolfo y soy escritor.

Publiqué mi primera novela en 1995 y, desde entonces, he publicado dieciséis libros (doce novelas y cuatro antologías de relatos). A lo largo de este 2011 aparecerán mis libros número diecisiete, dieciocho y diecinueve, si todo va bien.

Durante estos dieciséis años he ganado algún premio que otro y algo de dinero.

Para rematar la faena desde hace dos años me he metido a editor. De mi propia obra, en principio, y espero que, con el tiempo, de la de otros.

Así que debería ser un acérrimo defensor del canon y estar aplaudiendo con las orejas ante la reciente aprobación de la Ley Sinde por el Congreso de los Diputados.

Permitidme que os explique por qué no es así.

El proceso de cierre de páginas web estará tutelado por un juez en todo momento

Falso.

Lo único que podrá decidir el juez a lo largo del proceso es si el cierre de esa web vulnera o no un derecho fundamental recogido en la Constitución. Nada más. Ni siquiera podrá opinar sobre si lo que hace esa web que se pretende cerrar administrativamente es legal o no.

¿Garantías judiciales?

Ni una.

La propiedad intelectual es sagrada

Matizable, como poco.

¿O es que el creador crea desde cero? ¿Me vais a decir que el arte, la creación, son posibles sin apoyarse en una tradición previa que abarca varios miles de años? ¿Qué, sin las obras que crearon todos los que vinieron antes que nosotros serían posibles las nuestras? ¿Esa maravilloso novela que acabas de escribir habría sido posible sin un Homero,un Garcilaso, un Shakespeare, un Dumas, un Stevenson o un Joyce?

Es más, ¿sería posible esa novela sin un idioma —pongamos el castellano, por poner uno— que es patrimonio de todos los que lo han hablado hasta la fecha?

Así pues, la propiedad de su obra es suya…. ma non troppo.

El artista tiene derecho a vivir de su trabajo

Falso.

Tiene derecho a intentarlo, como cualquier otro profesional. Como un fontanero, un controlador aéreo, un abogado, un maestro de escuela o un informático. Todos ellos tienen derecho a intentar ganarse la vida con la profesión que han elegido.

Que lo consigan o no dependerá de sus aptitudes y de la demanda que haya para lo que ofrecen.

El artista no tiene derechos ni privilegios especiales

Las descargas gratuitas van a acabar con el arte

Falso.

Existe arte desde que existimos como especie. Y seguirá existiendo mientras existamos como especie.

El artista profesional (que eso, y no otra cosa, es lo que quieren decir cuando dicen simplemente artista) es una figura que tiene menos de doscientos años de existencia. Aparece cuando las circunstancias sociales y tecnológicas (concretamente, la Revolución Industrial) lo permiten y quizá cuando éstas cambien desaparezca. Igual que, con la llegaba del bronce, el tallador de puntas de flecha de pedernal se encontró de pronto con que su profesión no era demanda por nadie.

Esas cosas pasan.

Las descargas, gratuitas o no, no afectan al arte. Afectan, quizá a la industria que se ha creado alrededor de éste. Y es posible que acaben con esa industria, si sigue empeñada en no adaptarse al cambio.

Repito, esas cosas pasan.

Cuando creas una empresa y el modelo de negocio que utilizas se vuelve obsoleto, tienes dos opciones: desaparecer o cambiar el modelo de negocio y adaptarlo a los tiempos.

De paso, podríamos preguntarnos qué clase de tendencias suicidas tiene una empresa que se pasa buena parte del tiempo acusando a sus clientes de ladrones.

Cada vez que te bajas algo gratis impides que el autor gane dinero

Falso.

En la inmensa mayoría de los casos, si no lo tuvieras gratis para bajártelo, simplemente no te lo bajarías. Una descarga gratuita no es una venta menos. Nunca lo ha sido; o, cuando menos, es imposible demostrar que lo es.

El concepto de «lucro cesante», tal como se maneja en la actualidad es, por tanto, engañoso, manipulador y tendencioso.

En realidad, una descarga gratis hoy puede significar una venta mañana. De hecho, así ha sido unas cuantas veces.

Si puedes bajártelo gratis, no lo comprarás, no importa lo barato que sea

Falso.

Ni siquiera es necesario argumentarlo, por otro lado. Basta poner un par de ejemplos como:

Son negocios que ofrecen a un precio asequible cosas que podrías encontrar gratis en la red. Negocios que, por otro lado, funcionan. Y ni de lejos son los únicos.

Así que es de suponer que la gente sí paga cuando el precio es razonable, aunque lo encuentre gratis en otro sitio.

La piratería hace Las descargas gratuitas hacen que la gente no vaya al cine

Falso.

No hace mucho, el representante español de la cadena Yelmo afirmaba que el número de espectadores en las salas durante los últimos años está aumentando.

Y eso, a pesar de que el precio de las entradas es indecentemente elevado.

Quizá entonces es otra cosa, quizá es que

Las descargas gratuitas hacen que la gente no vaya al cine a ver cine español

Falso.

¿La gente no ha ido al cine va a ver Ágora, o El laberinto del Fauno, o Balada triste de trompeta, o la saga de Torrente?

¿O quizá es que la gente no va al cine a ver cierto cine español hecho de espaldas al espectador, al que no le importa una mierda la taquilla y que sobrevive únicamente gracias a las subvenciones?

Por último

Si hay una asociación que resulta directamente contra natura es la de trabajadores y empresarios. Por definición, ambos tienen objetivos totalmente distintos. ¿Por qué entonces en la Sociedad General de Autores y Editores están juntos como si compartieran los mismos intereses? ¿No es absurdo a poco que lo pensemos?

Mientras exista el canon, existirá el derecho a la copia privada. Así de sencillo.

Que se pague por comprar tu disco o tu libro o tu película tiene lógica. Que tengamos que pagarte por prestar ese libro a un amigo o hacerle a un colega una copia de ese disco… va a ser que no, chaval.

El canon no deja de ser una forma de impuesto. Un impuesto gestionado por una entidad privada y que va a parar a los bolsillos de personas privadas, no a las arcas del estado. ¿Qué absurdo legal es ése?

Calcular el valor de algo es muy sencillo: tu producto vale exactamente aquello que el público está dispuesto a pagar por verlo/leerlo/escucharlo. Ni un céntimo más. Si te empeñas en poner precios por encima de eso, no te sorprendas de que el público busque alternativas.

Un creador ofrece unos servicios y, si a sus clientes le interesan, recibe dinero a cambio. Así es como funciona el cotarro. Sus ingresos provienen de lo que sus clientes, sus consumidores, su público está dispuesto a pagar por lo que él ofrece.

El que pretende chupar de la teta del estado ya sea a base de cánones o subvenciones… Eso, señores, no es un creador, no es un artista.

No es otra cosa que un parásito.

58 comentarios

  1. Hola Rodolfo. Como creador reciente en el mundo del copyleft te tengo que decir que es sin duda el mejor artículo y mejor argumentado, que he leído de todos los que van en contra de esta ley neo-fascista llamada Ley Sinde.

    Mi enhorabuena. Porque has dicho no solo las cosas que yo pensaba, sino incluso como las pensaba que eso es más raro.

    Te aplaudo.
    Salu2
    Miembro de la Comisión de la Sociedad de la Información del Partido Pirata y autor copyleft (como otros tantos millones).

  2. Increíble! Fantástico! Yo usualmente me muevo en los circuitos donde se debate el estado actual del copyright como fuerza retrógrada, opresora de la libertad de expresión y de creación. No recuerdo haber leído argumentos tan excelentemente expresados ni aplastantes como estos. Enhorabuena!

  3. Felicidades Rodolfo. Estoy con Nova6K0 has plasmado perfectamente la realidad del tema. Por lo menos como lo he visto durante estos últimos 10 años.

    A ver si los creadores empiezan a ver claro de entre las nubes y se dan cuenta donde tienen amarrados los pies.

    P.D.: He llegado aquí desde un enlace, no te conocía y veo que estas en cyberdark (Suelo comprar una par de veces al año mis libros de sci-fi y fantasía). En mi próximo pedido añadiré alguno de tus libros. Voy a ver las críticas a ver por cual empiezo.

  4. Fantástico artículo. Felicidades, Rodolfo.

    De todas formas quienes nos gobiernan y quienes tienen poder para hacer que las cosas cambien no están interesados en comprender (o hacer ver que comprenden) todo esto. No existe el diálogo. He visto paredes más inteligentes y dialogantes que nuestros políticos y “artistas” amigos de la SGAE.

  5. Yo tambien soy creador y te aplaudo por este magnifico artículo!!!!
    Compagino mi trabajo con la docencia [en un master universitario] y les enseñare esto a mis alumnos.

    Fuerza y honor!
    SINDErechos, SINDEmocracia…

  6. Otro fan por aqui, gran argumentación

    Esperemos que la gente se vaya dando cuenta quienes son artistas y quienes parásitos

    Gracias por un mágnifico artículo

  7. Todo esto está muy bien, pero me gustaría que lo pudiese decir alguien que no ha necesitado hacerse auto-editor de su obra para que viese la luz. Si hubiese tenido potencial artístico o comercial, ya habría sido aceptada por cualquier editorial. Con la fórmula de la auto-edición todos podemos considerarnos autores incluso con más obras de las que presume el autor de este artículo

  8. Amigo mío, si hubieras mirado con atención, verías que de esos dieciséis libros que he mencionado, me he publicado yo mismo tres.

    El resto han salido con editoriales como Minotauro, Gigamesh, Bibliópolis, Alamut, Ediciones B… por mencionar sólo unas pocas.

    En fin, que a ver si nos informamos un poquitín antes de hablar.

  9. Excelente reflexión, con la que estoy 100% de acuerdo. No obstante, me apena la actual cerrazón del sector, especialmente audiovisual que es el que más podría tirar del carro, cuando una alternativa digital de su negocio (pongamos por caso, una plataforma digital común y legal de visualización o descarga) podría suponer la reconversión de su negocio, manteniendo derechos, puestos de trabajo y ganancias, que es de lo que se trata para SGAE & Co. Soy optimista y creo que todo se andará, tiempo al tiempo.

  10. De hecho, lo comentaba el otro día: un equivalente a Spotify pero con películas (con distintas tarifas mensuales, por ejemplo, en función de las necesidades de los usuarios) creo que podría funcionar perfectamente (de hecho, ya funcionan en Estados Unidos cosas parecidas). Video club online, vaya…. a precios razonables, obviamente.

  11. Todo bien excepto el primer argumento o visión que tienes de la definición de creación, por la regla que expones (ningún arte nace sin un arte “padre”) no existe ningún creador en la actualidad, es más ni en la actualidad ni nunca, porque incluso los artistas que citas también tuvieron influencias anteriores y eso no les quita ni un apice de merito. El arte es más un proceso continuo, integrado por gente más o menos inspirada. Lo del idioma ya ni lo comento. El resto del articulo está bastante bien.

    Saludos.

  12. Deacuerdo contigo 100%. Soy informático y llevo desde varios meses preguntando a mis amigos no informáticos si ellos usarían una plataforma donde pudieran ver películas de calidad por una tarifa mensual, semestral, etc. La respuesta es rotunda: Sí, ya que, cada vez que se acercan al videoclub a por películas que sean novedades, están todas pilladas.

    Mi más sincera enhorabuena Rodolfo por hablar ALTO y CLARO.

  13. Completamente de acuerdo. Tal vez conozcas la iniciativa Phenomena que se está desarrollando mensualmente en Barcelona. El cine Urgel, el más grande de España con 1800 localidades, se llena a reventar para ver sesión doble de películas como Indiana Jones o Terminator… sí, esas que los piratas informáticos ya pagaron por ver en su adolescencia, que han pasado treinta veces en telecinco un domingo por la tarde, que se han bajado del e-mule y han vuelto a pagar por tener el dvd edición especial. Un poco de imaginación basta para hacer negocio con los contenidos audiovisuales. Montas una fiesta con tus pelis favoritas, trailers antiguos que hoy causan risa (estos también están gratis en el youtube, por cierto), palomitas, bocatas y un ambiente divertido y la gente paga simplemente porqué le has ofrecido lo que a muchos les apetecía disfrutar.

    Pero sobretodo una cosa: acusan a determinadas páginas de descargas gratuitas de estarse forrando con el trabajo de los “creadores”. Pues bien, ¿cómo son tan tontos de tener ellos la creación de primera mano y no ser capaces de forrarse también?

  14. ¿No puedes hacer público el mail del tal Antonio Pérez? Es que reírme así de él, sin saber si se entera… Na, no tiene morbo :D
    En fin, compa, paso sólo para aplaudir un poco. Y te robo el texto, claro. Beso.

  15. Muy bien argumentado todo.

    ¿Me cobran por transmitir conocimiento?, esto cada vez se parece mas a fahrenheit 451º, terminaremos transmitiendonos el conocimiento verbalmente, vaya a ser que nos persigan unos pirados megalomanos.

  16. Rodolfo, con tu permiso me gustaría matizar el apartado tres. En efecto, el triunfo de un producto (bien sea un libro, un disco o unas bragas de esparto) depende básicamente de dos conceptos: sus bondades inherentes y la demanda del mercado. Y en efecto, un autor alberga el legítimo derecho a intentar vivir de su trabajo de la misma maenra que alberga el derecho a jugar con reglas honestas. Y jugar contra jugadores de ventaja no forma parte de esas reglas honestas. Que tengas que esforzarte el doble para vivir de tu propio trabajo porque existen canales que permiten que otro lo oferte (ese mismo trabajo) de forma gratuita se puede calificar , cuanto menos, de “competencia desleal”. O incluso de alguna otra palabra gruesa y malsonante.

    PD.- si de falacias hablamos, colgar una obra de un servidor web no es “prestarle a un amigo tu libro o copiarle a un colega tu disco”. Te aconsejo que seas más riguroso con los conceptos.

  17. difiero totalmente de ti, punto por punto. imaginemos que lo que escribse gusta (primero y más importante punto), que tus libros empiezan a copiarse en reprográficas a saco y pudieran leerlo miles de personas gratis. más: que las reprográficas ganaran dinero por las copias que reparten, pues imprimen un publicidad en cada copia… ¿volverías a reafirmarte en este artículo? ¿te callarías o reclamarías tu parte correspondiente? por otra parte: hay subvenciones al cine porque dan de comer mucha gente. también las hay al deporte, que sólo beneficia a unos cuantos y sin exigirles resultados; igual que a otras muchas áreas. puedo seguir…

  18. ¡Olé, Antonio Pérez! (o como quiera que te llames) ¡Olé!
    Si puedes escribir sin leer, lo mismo puedes hacerlo también si manos.
    Vale, Rudy. De acuerdo al 100%.
    Un abrazo.

  19. Joan:

    Cierto, es competencia desleal. Competencia creada (y hasta me atrevería a decir que promovida) por una industria que, literalmente, quiso cobrar veinte veces por lo mismo, no supo poner unos precios que la gente estuviera dispuesta a pagar y pretendió tener a sus clientes en un puño, facilitando de ese modo una cultura “de lo gratis” que nos va a resultar muy difícil combatir. Si desde un principio, la industria hubiera actuado de una forma razonable el problema de la piratería hoy sería anecdótico. La piratería es un síntoma, no la enfermedad. La enfermedad la produjeron las productoras discográficas y cinematográficas (y la industria editorial va por el mismo camino) al creer que habían encontrado la gallina de los huevos de oro y pretender exprimirla hasta que sangrase.

    Pues bien, sangró, y de aquellos polvos vienen estos lodos.

    En cuanto a tu postdata… Hasta hace poco, la tecnología como mucho me permitía copiar un disco en una cinta magnética y pasársela a quien quisiera. Ahora permite que se lo pueda hacer tantas copias como desee y pasárselo a quien me de la gana.

    Es una putada, cierto, pero así es la cosa. Si algo puede hacerse, se hará.

    Y la solución no consiste en poner aranceles, cánones o multas. Consiste en poner tu producto a un precio que a la gente no le importe comprarlo aunque lo encuentre gratis por todas partes. No soy ingenuo: Spotify, iTunes, AppleStore y un montón de iniciativas más viven (y diría que viven bien) ofreciendo productos que la gente puede encontrar gratis, sacando beneficios de su venta y pagando su porcentaje a los autores.

  20. Martin:

    La respuesta a tus preguntas es muy sencilla: ya he sido pirateado. Algunas de mis novelas podrían encontrarse hace años en eMule y sospecho que ahora las podrás encontrar en Rapidshare o Megaupload.

    ¿Jode?

    Claro.

    ¿La respuesta? Me remito a mi comentario a Joan: poner los libros de tal modo que, ya sea por precios, ya sea por calidad del soporte, la gente prefiera pagarlos a bajárselos. Así de sencillo.

    En cuanto a tu demagogia con el deporte… Bueno, yo no soy mucha gente, pero también me gustaría que me dieran de comer, así, por la cara, sin tener que demostrar nada. Verás, en mi trabajo como programador, si el cliente recibe un producto que no se ajusta a las especificaciones que ha pedido, no paga y yo no cobro. Y en mi trabajo como escritor, si a los lectores no les gusta lo que hago, no lo compran y yo no cobro.

    Pues, macho, si has hecho una peli y no la ve ni dios… pues no cobras y te jodes. Y si quieres comer, búscate una profesión para la que sirvas.

    Así de sencillo.

  21. Andrés:

    Agradecería que dejaras los comentarios sarcásticos en casa y que mantengamos la discusión dentro de un tono correcto, sin reírse de nadie.

    De no ser así, no me va a temblar la mano a la hora de moderar los comentarios.

  22. Desde luego, como ya se ha apuntado por ahí arriba, la culpa es de la industria y de sus precios abusivos. El ejemplo que hoy mismo he leido en Meristation (por lo de que estamos entre los cinco paises que “mas piratean” videojuegos) es que en España el precio de salida del videojuego es de 61,95 €, importado desde UK con camiseta de regalo al cambio sale por 41 €… ¿ummmh? ¿Por qué una diferencia tan exagerada?, ¿quizá por qué poseemos el sueldo más elevado de toda la UE???
    Pues eso, que no hay nada que justifique unos precios tan abusivos, solo que nos quieren sangrar, punto.

  23. Cierto, el tema del precio de los videojuegos en España es de escándalo. Confieso que, como no soy usuario (juego poco en el ordenador y menos aún en consola) a menudo no lo tengo en cuenta, pero sin duda es un clavo más en el ataúd.

  24. hay gente a la que la cuesta cambiar y aceptar las nuevas herramientas y los nuevos usos. antes los musicos vivian de su trabajo y ademas, gracias a la imposibilidad por parte del publico de poder gravar y compartir de una forma rapida, sencilla y barata su trabajo, podian vivir durante años, o toda la vida, de los royalties. todo esto a costa de que tu tuvieras que arriesgarte a comprar su disco sin haber escuchado mas que una o dos canciones que te echan por la radio y la television. ahora te puedes bajar toda la musica que crees que te puede gustar y alguna de la que no tienes ni idea que es, pero por probar…. y a partir de aqui ya manda la economia, la moral y filosofia de cada uno. a mi me gusta comprar todo lo que me gusta si me es posible y desde que existen los programas de intercambio los artistas se molestan en ofrecerte algo mas por el mismo precio y en cuidar mas la presentacion de lo que venden. se quejan de que compartimos su trabajo gratuitamente y entonces ellos no venden y no ganan dinero… el euro que les quedaba de la venta de un disco despues de que la discografica y los distribuidores les esquilmaran?!?!?! los tiempos han cambiado y siempre sale adelante el que menos se resiste al cambio y mejor sabe adaptarse.

    es mas, los tiempos cambian constantemente. lectura recomendada: “who moved my cheese” Gary Kasparov en su libro “de como la vida imita al ajedrez” cuenta de como la enciclopedia britanica dominaba su mercado y lo perdio cuando entraron las nuevas tecnologias. dice: cuando las demas enciclopedias empezaron a vender su producto en cd. la britanica penso “quien va a querer nuestros maravillosos tomos en unos ridiculos cd?” evidentemente todo el mundo. cuando ellos accedieron al fin ante la evidencia de los hechos a sacar su enciclopedia en cd, los demas ya la estaban ofertando gratis en su pagina y ganando dinero con la publididad por las visitas que tenian. los de la britanica dijeron que gratis ni de coña y cuando al fin accedieron a ofrecerla gratis la competencia habia empezado a cobrar devido a que la gente por fin le habia entrado en la cabeza que todo cuesta y vale un trabajo y las condiciones y precios de lo que compraban eran acordes al servicio que ofrecian.

    y por ultimo: un pintor hace un cuadro y lo vende y luego tiene que pintar otro para seguir ganando dinero. esta bien que mientras se hayan podido aprovechar de las circustancias, musicos, escritores, filmografos, etc lo hayan hecho, pero el caso es que deben a gradecer todos los ingresos de mas que han tenido debido al viejo sistema en vez de arremeter y demonizar el nuevo sistema porque va contra sus intereses. que se adapten o que cambien de oficio. si no sobreviven es porque no son tan buenos. cuando una gran superficie abre y arruina todos los pequeños negocios familiares de los alrededores, estos ni siquiera tiene la oportunidad de luchar o de ser escuchados. tienen que seguir comiendo y pagando letras osea que tienen que seguir trabajando en un sitio o en otro. Asi que dejen ya de llamarnos piratas o delincuentes, ellos son los caraduras. si no dan la talla que cambien de oficio, que doblen un poco la espalda para variar. y que dejen de echarle la culpa al resto de la sociedad de sus circunstancias y de sus limitaciones. madurad un poco!

  25. y tambien decir que lla nueva generacion de españoles habla ingles en su mayoria y empieza a ser un atraso doblar las peliculas porque las estropea. yo no voy al cina mas que a ver v.o. y hay pocos cines y tan lejos que prefiero comprame el dvd

  26. Samuel, es dificil sostener una comparación cuando las condiciones de lo comparado no tienen nada que ver. A mí, si fuese músico o si fuese escritor, no me importaría hacer un único disco o un sólo libro (una sola unidad o ejemplar) y cobrar por ella 200.000 euros como puede cobrar un buen pintor por uno de sus cuadros (en el supuesto de que yo fuese un buen músico o un buen escritor). Pero ni el medio, ni el soporte, ni el contexto ni el destinatario de ambas demostraciones artísticas admiten esas comparaciones. El tuyo es un argumento viciado por una inexactitud de concepción.

  27. Estando teóricamente en el otro bando, has ido desgranando los conceptos de la anti popular ley, dejando bien claro el efecto nocivo de la misma.
    Ciertamente tus argumentaciones son validas y en otros blogs, de supuestos beneficiarios de la misma, coinciden básicamente. Yo creo que el engaño radica en hacernos creer que los creadores no pueden vivir de su trabajo por la piratería de internet.
    En España autores y creadores artísticos hay unos cuantos pero el porcentaje de los que pueden vivir de ello mas bien escaso. Y curiosamente a un artista desconocido que le pirateen le supone una publicidad de su obra y ser mas conocido.
    Ahora están los consagrados, por así decirlo, que no precisan de las descargas para ser conocidos y quieren que todo Cristo o ateo pase por caja y no perder su € de los derechos. La industria montada en su entorno necesita cada uno de los 14€ restantes para seguir manteniendo el negocio.
    Así pues la ley de la Sinde con la excusa de salvaguardar las creaciones solo protege, como tu dices, a una industria parásita y a unos cuantos autores que la avaricia les ha hecho olvidar sus orígenes en el medio. Del resto, la inmensa mayoría de autores y el resto de nosotros (ahora presuntos piratas), no nos beneficia en nada. Y en las próximas elecciones nos veremos, traidores de la opinión popular, vendidos al capital de intermediarios y especuladores.
    Han sido tan prepotentes que al no haber ningún desidente dentro de sus filas, disciplina de voto por encima de todo, pagaran por ello. Y si no es así, siempre nos queda ir al parque, donde antes se cambiaban cromos a pelo, a canjear libros, películas y música. Esa red social existía antes que las de internet y no necesita ordenador ni ADSL.

  28. Hola, soy un músico, creador de música, de estilos variados, y, curiosamente, lo que no me deja vivir de mis canciones es SGAE. Que me cobra una cuota anual por pertenecer al dicha sociedad, cuando si yo fuera por libre no tendría que pagar nada; que me cobra aparte cuando gestiona el registro de mis canciones, me cobra lo mismo por canción que en el registro de la propiedad intelectual me cobran por una obra (sin límite de canciones); me cobra cuando TOCO MIS PROPIAS CANCIONES y después me devuelve un 40% de lo cobrado, cuando la mayoría de las veces no cobro por tocar; y si me da por poner mis canciones en copyleft, SGAE, me demanda judicialmente por incumplimiento de contrato.
    Yo quiero poner mis canciones en internet y que todo el mundo pueda descargarlas gratis, porque si al público le gusta mi trabajo, no tendrán inconveniente pagar cinco o diez euros por verme con mi banda en directo, pero así deja de cobrar SGAE, discográfica, distribuidores, El Corte Inglés y Fnac… Que curioso.

  29. Una pregunta, Bluesman (y la hago desde mi completa ignorancia): ¿es olbigatoria la afiliación de un músico a la SGAE y el registro de tu obra allí para que ellos gestionen tus derechos de autor?

    Quiero decir… ¿realmente no puedes montártelo por tu cuenta, pasar de ellos y que les den?

    Repito, pregunto porque ése no es mi terreno y me gustaría saber con detalle cómo está montada la cosa. Tengo una idea bastante clara de cómo funcionan las cosas en el mundo literario en ese terreno, pero no en el musical.

  30. los precios de las copas y del tabaco son mucho más abusivos, y la gente ni protesta ni hace huelgas ni nada. a qué crees que se debe? por qué nos cuesta pagar 8 euros por un libro o la descarga de un cd y no por una copa?

  31. Por cierto, al hilo de Bluesman, el momento actual es adecuado para que todos los músicos, escritores, etc., -no parásitos, pudieran pre-afiliarse a un pre-cooperativa o lo que sea, y que salgan de la SGAE si están.
    No alcanzo a ver la legalidad del asunto, pero no creo que te impidan irte. Y el mero hecho de que muuucha gente, previsiblemente, se afilie aunque sólo sea por la posibilidad de crear una alternativa racional…

    Somos tantos en la red, y se mueve todo tan rápido, que quizás no es una locura poder iniciar algo que lleve a:
    – una agrupación,
    – que establezca unos precios y porcentajes razonables para este 2011 en cuanto a venta de música, libros, vídeo,
    – que determine el modo de más eficiente para la venta/distribución/almacenamiento
    – y PONGA EN MARCHA el sistema.

    Bueno, no es para mañana… ;)

  32. En resumen:

    ¿Por qué discutir con ellos si tenemos las herramientas para establecer el modo adecuado y, de paso, hundirlos con sus propias herramientas (esto es, vender)?

  33. Excelente artículo Rodolfo, sólo añadir como detalle adicional que ya existe un servicio parecido a Spotify con relación a las películas, se llama Netflix, y sí, se están forrando.

    Ojalá lo ofrezcan fuera de EEUU porque es cojonudo, pagas una mensualidad y puedes ver las películas que quieras. Con cosas así es que ni merece la pena perder el tiempo buscando descargas directas con véte tú a saber qué calidad de visionado.

    Es el futuro.

  34. Genial artículo, la pena es que este tipo de discursos no gane más repercusión.

    Solo me gustaría presentar un modelo que yo creo marca lo que la industria, quiera o no, deberá adoptar si quiere sobrevivir (por mucha ley Sinde que se saque de la manga). Me refiero a la plataforma Steam.

    Tal como se ha comentado, el mundo de los videojuegos es un punto clave, junto con el cine y la música, de esto de la piratería. En el mundo del PC la piratería ha sido siempre una gran lacra, hasta el punto de que muchas compañías han preferido centrarse en el mundo de las consolas.

    Valve desarrollo la plataforma Steam inicialmente para la distribución digital de sus juegos, sin embargo poco a poco se fue haciendo con juegos de otras compañías. Actualmente Steam se ha convertido en una de las principales plataformas de ventas de videojuegos. ¿Qué ventajas ofrece Steam sobre el formato físico tradicional?

    – Disponibilidad de tus juegos sin preocupación de que puedan deteriorarse o perderse. Los juegos están asociados a cada usuario y puede acceder a ellos desde cualquier equipo
    – Olvidamos manejar varios discos
    – Precios competitivos con ofertas inmejorables. Por ejemplo estas navidades salían ofertas diarias con reducciones de precio de novedades de hasta 50%
    – Juegos actualizados
    – Disponibilidad de juegos hasta ahora descatalogados.

    En definitiva Steam ha demostrado algo hasta la fecha impensable, en PC también se compran juegos.

    Este modelo es el futuro y con las películas, series y contenidos de tv pasará lo mismo. Una cuenta asociada a cada usuario y compra de contenidos a precios competitivos.

    Y es que hay algo que la piratería no puede aportar y que cuando es ofrecido a un buen precio la gente está dispuesto a pagarlo, calidad del producto. Y no me refiero a calidad artística, sino a la calidad de un producto bien elaborado.

  35. ¿Que estás en contra del Canon? ¿Qué diría Conan Doyle de eso? Ah, no, espera… creo que me estoy liando…

    Por lo demás, sí, (casi) completamente de acuerdo. Excepción hecha de las subvenciones al cine, que son un tema mucho más complejo y peliagudo de lo que parece desde fuera. Aunque opino, cierto es, que están mal dadas… pero no que no deban existir, que es lo que se trasluce de tu texto. Pero, como digo, el resto es cierto, y está claro que la Ley Sinde es un mal parche para tapar algo que, como dices en los comentarios, no es la enfermedad, sino el síntoma.

  36. Muy interesante el enfoque, la manera directa en la que deshaces todas sus afirmaciones, me ha parecido un gran texto, de veras muy buena tu interpretación de lo que es un Artista… o eso era un parásito.

  37. Acerca del tema de Bluesman.

    Sobre si es obligatorio afiliarse a la SGAE o no… primeramente (pudiendo hablar con varios artistas), muchos afirman que sí es obligatorio afiliarse. No entiendo por qué dicen así, pero imagino que la SGAE también tendrán comerciales encargados de desinformar malamente a sus posibles clientes. Algo asi como captar “esclavos”.

    Otros muchos artistas me han comentado que sí pueden ir de por libros. Se pueden registrar sus obras sin problemas y es más, que en algún caso de disputa, no hace falta que tus obras estén registradas siempre y cuando se pueda comprobar que tu obra es tuya (esto es más usual en la fotografía).

    Nuevamente en cuanto a autores afiliados en la SGAE, creo que uno podía registrar sus obras al completo, o tan solo como interprete.

    Y por último, uno sí que se puede borrar de la afiliación de las SGAE, pero era un poco difícil.

    Creo que el contrato se renovaba automáticamente cada 3 años, y tenías que advertir de la ruptura del contrato con 1 año de antelación medianto un carta certificada.

    Lo saqué de esta página:
    http://la-ex.net/ (antes llamada exsgae)
    Hace un montón de tiempo que lo leí.

    En concreto para darse de baja esta aqui:
    http://la-ex.net/que-es/gestion-derechos
    En la sección “¿Como?”

  38. Acerca del tema de Bluesman.

    Sobre si es obligatorio afiliarse a la SGAE o no… primeramente (pudiendo hablar con varios artistas), muchos afirman que sí es obligatorio afiliarse. No entiendo por qué dicen así, pero imagino que la SGAE también tendrán comerciales encargados de desinformar malamente a sus posibles clientes. Algo asi como captar “esclavos”.

    Otros muchos artistas me han comentado que sí pueden ir de por libros. Se pueden registrar sus obras sin problemas y es más, que en algún caso de disputa, no hace falta que tus obras estén registradas siempre y cuando se pueda comprobar que tu obra es tuya (esto es más usual en la fotografía).

    Nuevamente en cuanto a autores afiliados en la SGAE, creo que uno podía registrar sus obras al completo, o tan solo como interprete.

    Y por último, uno sí que se puede borrar de la afiliación de las SGAE, pero era un poco difícil.

    Creo que el contrato se renovaba automáticamente cada 3 años, y tenías que advertir de la ruptura del contrato con 1 año de antelación medianto un carta certificada.

    Lo saqué de esta página:
    http://la-ex.net/ (antes llamada exsgae)
    Hace un montón de tiempo que lo leí.

    En concreto para darse de baja esta aqui:
    http://la-ex.net/que-es/gestion-derechos
    En la sección “5.- ¿Como?”

  39. AMÉN, Rodolfo, no puedo estar más de acuerdo contigo.

    El problema de la piratería son los precios y el marketing. Voy a poner un ejemplo muy clarito:

    Intenta comprar Avatar Bluray Edición Especial… en la FNac…. 75€… en Amazon.de cuesta 18€… ( por supuesto, en Alemania está libre de canon y con iva reducido del 4% ).
    Yo, personalmente, ni me molestaría en bajar y quemar un Bluray por 18€… solo la energía eléctrica, la espera de la descarga y el soporte ya me van a costar eso…
    Así que la he comprado en Amazon.de, original… primero porque por ese precio merece tenerla original por los extras, la calidad, etc… y, segundo, porque es una película fantástica y no me importa darle mi dinero al señor Cameron si se lo merece. Ah y, por cierto, fuí a verla al cine en 3D pagando 15€ por una entrada acompañado de toda mi familia y amigos…. porque valía la pena.

    En cambio, si tuviera que pagar 75€ + canon + IVA 18% por un bodrio de peli española sobre la postguerra… pues me la bajaría… o ni siquiera eso.

    Las descargas no afectan a la piratería, en serio.
    Pongo otro ejemplo: podría descargar Matrix, La Guerra de las Galaxias, Indiana Jones, etc… pero esos clásicos prefiero tenerlos originales. Por qué? Porque son obras maestras que me gustan MUCHO… y no voy a conformarme con un maldito DVDRIP guarrero con una imagen y sonido penosos.

  40. Ah, y otra cosa que se me olvidaba… veo que eres escritor.
    Deberías decirle a tu editorial que añada una opción para bajarse tus libros en formato electrónico. Así podríamos verlos en un “eReader” como el Kindle mientras vamos en el Metro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.