3 comentarios

  1. Pues menos mal que que el personaje de tu cuento nunca tuvo que cambiar la rueda, por que con una llave Allen las hubiera pasado putas, teniendo en cuenta que no sirven para sacar tuercas, que es con lo que se suelen montar las ruedas.

    Estaría bien saber que marca te vende coches con las herramientas cambiadas e inoperantes. Para no comprarlos, y eso… :D

  2. A mí me da igual la llave, allen o inglesa…me interesa más el gato, y he de decir que me he reído con el cuento. Gracias por la píldora de brillantez, Rodolfo (sin querer entrar en el debate del post de arriba).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.