Absurdos legales

Imaginemos que se produce una reyerta en la que hay varios muertos por arma blanca, concretamente cuchillos de cocina.

Imaginemos también que los familiares de las víctimas demandan por daños y perjuicios al fabricante de los cuchillos.

Absurdo, ¿verdad? De hecho, lo más probable es que una demanda así no prosperarse y la cosa ni siquiera llegase a juicio.

Sin embargo, eso es exactamente lo que ha pasado pasado con Pablo Soto, programador de varios programas P2P. No sé quién ganará el juicio. La lógica me dice que se debería fallar a favor del demandado. Pero la lógica también me decía que la demanda tendría que haber sido desestimada en su momento por absurda, y sin embargo ahí estamos, en medio del juicio.

Y, como acertadamente comenta Sergio Iglesias en Materia Oscura, ¿por qué no han ido contra Skype, World of Warcraft o Spotify y han preferido hacerlo contra un particular?

3 comentarios

  1. Uff.
    Aunque no tiene nada que ver con lo esencial de tu post, la verdad es que cuando has empezado con lo de las muertes, el cuchillo de cocina y la demanda al fabricante de cuchillos me ha venido a la cabeza uno de los capítulos de esa especie de Cuentos de Canterbury del horror que es el “Fantasmas” de Chuck Palahniuk…

  2. En cuanto a absurdos legales, el otro día leí por ahí que un chaval de Orense defendió a una mujer que era maltratada por su pareja. El maltratador atacó al chaval y este en su defensa le partió la mandíbula de una certera patada. La juez lo ha condenado por usar violencia desproporcionada. Con sentencias así uno se puede esperar cualquier cosa de la justicia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.