Inmortalidad

Hacía tiempo que no leía a Borges y buscando otra cosa, como suele pasar, di con esta pequeña perla de su inimitable ingenio que no puedo resistirme a compartir con vosotros:

Cervantes, como él mismo dijo dos o tres veces, quería que el mundo olvidara los romances de caballería que acostumbraba leer. Y sin embargo si hoy se recuerdan nombres tales como Palmerín de Inglaterra, Tirant lo Blanc, Amadís de Gaula y otros, es porque Cervantes se burló de ellos. Y de algún modo esos nombres ahora son inmortales. Así que no debemos quejarnos si la gente se ríe de nosotros, porque por lo que sabemos, esa gente puede inmortalizarnos con su risa.

Por supuesto, no creo que tengamos la suerte de que se ría de nosotros un hombre como Cervantes. Pero seamos optimistas y pensemos que podría ocurrir.

-Jorge Luis Borges, en una conferencia sobre El Quijote pronunciada en 1968 en la Universidad de Texas, en Austin.

A la inmortalidad por la ridiculización. Pasar a la memoria colectiva de la humanidad gracias a que alguien (alguien realmente grande) se ría de ti. Es un concepto que sólo podía habérselo ocurrido a Borges.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.