A riesgo de acometerse…

No hace mucho, varios amigos y yo nos reíamos al leer un cuento lleno de expresiones como “mucha muchedumbre”, “asustado por el pánico”, “el león apareció entre la puerta” (difícil lugar, válgame el cielo),  “avanzó hasta quedar frente a frente” o “entrechocaron sus espadas a riesgo de acometerse”.

Recuerdo que me sorprendió, no que alguien pudiera escribir un relato sin un mínimo conocimiento del idioma que estaba usando, sino que alguien se lo hubiera publicado en su web. No diré nombres (que está feo, y ya sabéis aquello de decir el pecado pero no el pecador), pero se trataba, al menos en un caso, de una web con cierta difusión.

Claro que es más grave aún cuando cosas así aparecen en un medio de comunicación de los “serios”, de esos de tirada nacional y supuesto prestigio. Sí, cuando en un lugar así te encuentras como titular (en una noticia que habla de la gripe porcina)

Riesgo de pandemia a nivel mundial

pues te das cuenta de que en todas partes cuecen habas. Y de que el hecho de que te paguen por tu trabajo no es necesariamente una garantía de tu profesionalidad o de tu conocimiento y buen uso de las herramientas de tu profesión.

5 comentarios

  1. Raro me parece que caigas en la ingenuidad de confundir con castellano el idioma de los periodistas.

  2. Bueno, no se si está mal, la verdad. Según el DRAE:

    Pandemia:
    (Del gr. πανδημία, reunión del pueblo).
    1. f. Med. Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    Así pues, parece que una pandemia “a nivel mundial” no quiere decir que le duela la migraña…

  3. Pues… como que sí, lo siento. Una pandemia es, por definición, a nivel mundial. Y la RAE, como de costumbre, en términos técnicos y científicos, oye campanas y no sabe dónde.

  4. Hace poco leí en un diario de Alicante la sugerente expresión “rebanarse los sesos”.

    Francamente: dude entre componer un gesto aprensivo o carcajearme.

    Pero, por pereza, acabé optando por dibujar una sonrisa.

    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.