Dios y el gotelé

Creo recordar que es en China (y, de no ser así, seguro que se trata de la India) donde hay una religión que afirma que Dios se cansó a la mitad cuando estaba creando el universo, dejó las cosas a medias y se fue (¿tal vez, por hacer un chiste a costa de Einstein, a jugar una partidita de dados?), dejando que la tarea la terminase un demiurgo.

Como consecuencia, los fieles de esa religión, aún reconociendo a Dios como Ser Supremo y Causa Última del universo, se niegan a adorarlo, por perezoso y chapuzas.

Confieso que es una religión en la que no me costaría demasiado creer.

2 comentarios

  1. La verdad es que justifica bastante bien toda la mierda que hay en el mundo sin excluir a Dios como causa última del Universo. Y además, si “Dios hizo al Hombre a su imagen y semejanza”, podemos extrapolar a partir del Hombre cómo es Dios… y, en ese caso, es cierto: Dios, por fuerza, tiene que ser un vago y un chapuzas. Y, probablemente, un mentiroso, cobarde y egoísta.

    Así que sí, mola lo de “creyendo, pero pasando de adorarlo”.

    Me apunten en la lista.

  2. No sabemos si el tipo se cansó antes o después de crearnos. Aunque, teniendo en cuenta lo que dices, sí que es posible que fuera después.

    Lo que me recuerda esa frase de Heinlein de: “El progreso humano se debe a personas perezosas buscando una forma más fácil de hacer las cosas.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.