Desconcierto y fascinación

Lo que más me sigue desconcertando de los animes (en cuyo visionado, lo confieso, soy un novato) no son las parrafadas interminables en las que cada oponente en una pelea le explica a su enemigo con todo lujo de detalles lo que le va a hacer exactamente justo antes de hacérselo, ni el sentido del ritmo japonés que aún me sigue pareciendo extraño, ni por, supuesto, algunas de sus más evidentes y tópicas obsesiones estéticas (que, para qué voy a negarlo, suelo compartir, como demuestran algunas figuritas en mi salón).

Lo que aún me desorienta, me desconcierta y me “saca” por completo de lo que estoy viendo son los cambios repentinos en el estilo de dibujo.

Estás viendo tranquilamente un anime con un dibujo más o menos “realista idealizado”, por llamarlo de algún modo. Y, de pronto, hay una secuencia cómica y la imagen cambia totalmente y el estilo se vuelve a la caricatura más desefrenada sin transición alguna. O, dicho de otro modo, pasas del estilo “cómic de superhéroes” al estilo “mortadelo y filemón” en menos que canta un gallo.

Acabaré acostumbrándome, supongo. Pero creo que tardaré y que aún seguirá desconcertándome algún tiempo.

Y, por supuesto, lo que realmente me fascina de los animes (y de buena parte de la cultura japonesa contemporánea) es su sincretismo: el modo en que han asimilado y casi diría que absorvido absorbido algunos de los clichés más evidentes de la cultura popular occidental y los han integrado sin ningún problema (como si fuera algo inmediato, casi obvio) en su propia y personal idiosincrasia.

9 comentarios

  1. ¿Por qué últimamente me he topado en varias ocasiones con el verbo “absorber” escrito “absorver”? ¿Hay alguna campaña de tolerancia de la que nadie me ha avisado?

  2. Naaa, tranquilo, es solo que Rudy aunque sea escritor, escrive muy mal. Ya te irás acostumvrando. Al final hasta tiene su grasia. ;-)

  3. Solo estaba bromeando precisamente porque un error de tecleo lo tiene cualquiera, y más escribiendo a bote pronto, si he ofendido a alguien me disculpo, que no era mi intención.

  4. Al contrario. En todo momento interpreté tu comentario como una broma sin más trascendencia y dentro del espíritu del asunto. De ahí mi sorpresa ante el tono y las palabras de Juanmi.

  5. Además… me parece de lo más corriente porque… ¿QUIÉN HABRÁ SIDO EL CABRÓN QUE INVENTÓ EL TECLADO Y PUSO A LA V Y LA B JUNTAS?

  6. Es un recurso estético, más o menos de moda en el anime actual. Su objetivo es arrancar la sonrisa del espectador. Hay autores más clasicistas en su realización que no lo usan, como Otomo, el de Akira, o Miyazaki.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.