El futuro no miente siempre

Caminando por desnudos pasadizos
el futuro desbarata sus miradas,
y el presente se derrite entre manadas
de relojes rotos de tiempos postizos.

Los momentos son estantes delicados
donde posas tus mentiras y esperanzas,
y el pasado tiene ejércitos de lanzas
cuyo filo se acobarda en tus pecados.

No hay vigías que, frenéticos, delaten
el momento intransigente entre tus ojos
que rechaza por sabidos los despojos,

ni profetas aterrados que te aten
a un futuro de vagar desvencijado
o al fulgor del tiempo en ti desmenuzado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.