Tarot

Van cayendo lentamente.
Y tú
recorres sin saberlo un laberinto.
En él la muerte afila su guadaña,
el loco recupera la cordura
y encuentra su pregunta sin respuesta.

Lejos, muy lejos,
alguien cabalgaba. Se detiene
y una bestia enloquecida
aúlla su dolor en tus entrañas.

La torre se parte,
el carro carece de guía,
hay alguien que cuelga del borde afilado del sueño.

Lentamente
van cayendo:
el mago, el bufón,
la hechicera con ojos de tigre.

Van cayendo.
Lentamente.
Y un susurro anticipa el final que no llega.

2 comentarios

  1. He leido todos tus poemas del tiron y este es el que mas me ha gustado. Cierto es que tambien es el primero que he leido. Aunque buscas un ritmo con la repeticion de “van cayendo” y “lentamente”, hay una estrofa en la que no lo repites y al volver a aparecer queda un poco forzado.

    De todas maneras es mi opinion, espero que no te haya molestado. Me gusta mucho el poema y de todos los que has puesto en tu blog, me parece que te alejas de los lugares comunes siendo fiel al tema. Los versos que mas me han gustado son:

    y una bestia enloquecida
    aúlla su dolor en tus entrañas.

    Simplemente leerlos me hacen ver todo un bestiario propio de Goya o de LM Panero.

  2. No, por supuesto que no me molesta tu opinión. Desde el momento en hago público algo, está para que se opine sobre ello. Tonto sería si me molestase por eso.

    Y gracias por tus comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.