4 comentarios

  1. Nuestros espermatozoides son tan vagos como nosotros: Hacen bien el trabajo a la primera, manque sea por no repetirlo.

    Por cierto, esto parece confirmar la existencia del mito aquel de “me quedé embarazada, pero SÓLO lo hicimos una vez”, ¿no?

  2. A mí estas cosas siempre me recuerdan una anécdota, seguramente apócrifa, que es más o menos como sigue:

    Una señora en el médico. Éste le dice que su hija se ha quedado embarazada. Ella dice:

    -Habrá sido en la piscina, allí habrá pillado algo, seguro.

    Y el médico, que no se puede resistir le dice:

    -Sí, señora. Sería en la piscina o en la sauna o en el coche. Pero tuvo que ser follando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.