Ubi sunt

¿Qué se hizo de la urgencia inaplazable
que tu carne en la distancia alborotaba?
¿Qué, de la pasión que se enroscaba
en el borde de tu piel inexplicable?

¿Qué se hizo de tus ojos imposibles,
de su azul de tigre dulce y desarmado?
¿Qué, de tu mentón cruel y obstinado,
de tus labios como espadas apacibles?

¿Qué se hizo de tu vida y tus empeños,
de tus miedos, tus fracasos y esperanzas?
¿Qué, de tus tormentas y bonanzas?

¿Quién desata ahora el nudo de tus sueños,
acompasa sus pisadas a tu prisa
y se adueña de mi espacio en tu sonrisa?

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.