Con intención… ¿de qué?

Leído en el Qué! del 17 de junio de 2008, en la sección Con intención:

Cuando los trabajadores de cualquier sector en España se ven perjudicados o tratados de forma injusta, la forma de canalizar sus protestas es manifestarse. Tras una semana de paros en las carreteras, con bloqueos de algunas vías principales, la mayoría de los transportistas ha decidido cambiar de estrategia. De momento convocan una manifestación para el miércoles en Madrid, la misma forma de presión que podemos ejercer todos los demás. Trabajando en esa dirección se pueden encontrar soluciones.

¿Estamos ante una muestra más de la campaña de demonización de un colectivo que, simplemente, está hasta los cojones y ha sido acorralado en los últimos años hasta que no le han dejado más remedio que revolverse cómo y por donde pueden? ¿Otro pasito en una auténtica estrategia de intoxicación informativa donde medias verdades y malabarismos verbales han intentado presentarnos la versión de la realidad que le conviene a un gobierno acojonado ante la inflación que se le avecina por culpa, entre otras cosas, de su propia falta de previsión y su relajación -la suya y la de unos cuantos gobiernos anteriores- ante lo bien que iban las cosas mientras el colectivo de transportistas sobrellevara en sus propias carnes buena parte de las consecuencias del incremento del precio del combustible? ¿Un nuevo ejemplo de manipulación goebelsiana -menudo palabro- para que no veamos lo esencial y nos centremos en lo accesorio?

Porque la alternativa es que la persona que ha escrito eso -la sección no va firmada, por cierto- se crea la sarta de majaderías que ha escrito. Y si es así y con ese grado de cretinez, ¿cómo es que le quedan suficientes neuronas para que sus dedos puedan moverse hacia un teclado?

6 comentarios

  1. Aquí se juntan varios problemas, el primero el precio del combustible, que no es que sea culpa de falta de previsión, es culpa de la especulación, y eso es un mal inherente al sistema que tenemos. Lo último que ha dicho la OPEP es que ellos mismos no pueden bajar el precio del combustible porque lo están subiendo los especuladores, así que básicamente estamos pagando caro por nuestro propio miedo – y porque hay gente que está capitalizando ese miedo.

    Por otro están los transportistas, que si bien es verdad que están tragándose más que nadie la subida del precio de los combustibles también lo es que ha habido como década y media en la que parecía que había trabajo para todos y se ganaba mucho. Llega un momento en el que son mano de obra barata porque hay demasiados, y entonces están jodidos y en manos de las empresas, cuando se dan cuenta de hasta qué punto tienen el anzuelo metido hasta el culo y no pueden salirse porque no tienen otro trabajo y se han comprado un camión y deben diez años de crédito pretenden que el gobierno los saque del atolladero. Porque lo que están pidiendo no es la revolución social, están pidiendo un precio mínimo, es decir, que el gobierno se cargue la libre competencia – y que eso repercuta en todos nosotros, obviamente – y que se les subvencione el precio del combustible, dicho de otra forma, que les paguemos entre todos su error al apostar.

    Lo siento pero la solidaridad obrera está muy bien, pero esto se parece más a apartar a los demás para poder mamar mejor de la teta…

  2. PD: Por supuesto el gobierno prefiere una manifestación que una huelga, porque la manifestación no sirve absolutamente de nada.

  3. Hmmm. Veamos.

    Cuando hablo de la falta de previsión, no me refiero a que no previeran la subida del precio del combustible. Sino al hecho de que durante todos estos años hubo un colectivo que se estuvo tragando esa subida (y, de paso, viniéndole muy bien al gobierno de cara a la inflación) y nadie en ninguno de los últimos gobiernos fue capaz de ver que eso llegaría, tarde o temprano, a un nivel que, simplemente, no se sostendría. Como siempre en los políticos: su carencia de pensar, no ya a un año vista, sino siquiera a un mes vista.

    Y no se trata de solidaridad. Tema en el que no entro. No le pido a nadie que se solidarice con el gremio de transportistas. Lo que me parece ridículo del artículo es ese rollo de “sed buenos y nos nos jodáis a los demás, consigáis o no lo que queráis”. Pues como que no, coño. Si yo estuviera en la piel de esas personas, básicamente, con el agua al cuello usaría todas las medidas posibles para salir de ahí. Porque no tengo nada que perder. Peor de como estoy, no voy a quedar. Y si no funciona una manifestación, haré una huelga. Y si eso no funciona, y resulta que mi sector tiene la capacidad de tener al país en un puño, pues intentaré eso. Desde luego no me voy a conformar con ir a manifestarme al ministerio y luego volver a casita.

    Ah, y lo de cargarse la libre competencia y poner un precio mínimo… al fin y al cabo, el gobierno ya lo hace, lo ha hecho y lo hará en otros casos. Así que… (Afortunadamente, no vivimos en una economía de libre mercado por completo, o hace tiempo que todos habríamos vuelto a la esclavitud y al feudalismo, probablemente).

    ¿Error en apostar? Sí, también podríamos hablar de los errores del gobierno al apostar por el transporte de mercancías por carretera (porque era tan barato y además, como hay muchos el precio está por los suelos, que se jodan: es barato, nos regula la inflación y nos ahorra inversión en infraestructuras: un chollo, vamos) y no crear una infraestructura paralela (por tren, por avión, por barco, por lo que fuera) que impidiera que un solo colectivo pudiese estrangular el país.

    Así que…¿de quién es el error?

  4. Todo esto me parece un tema secundario. A pesar de la dictadura del pensamiento único, y de meternosla doblada a todas horas, hay que decir algo, porque protestar es lo que queda. El conflicto es lo de menos, lo peor es lo que estamos oyendo estos días.

    Joder, y voy y borro el texto largo que tenía preparado. En resumen venía a decir que me da terror el hecho de que la gente no esté hasta los cojones de las barbaridades que nos meten desde los medios de manipulación borreguil de masas, y no monte una muy gorda.

  5. Sí, lo de derivar todo tipo de transporte de mercancías a las carreteras ha sido una burrada y la vamos a pagar, de hecho ya hemos empezado a pagarla.

    Lo de regular un precio mínimo, o yo he entendido mal esta huelga, o el porcentaje de huelguistas era de menos de la mitad de los transportistas, y estaban pretendiendo forzar la huelga a los demás. En concreto parece que los huelguistas han sido los autónomos frente a los transportistas que trabajan para empresas más grandes. Si las grandes empresas se hubieran sumado a la huelga esto no habría durado cuatro días. Obviamente lo del precio mínimo era para poder competir con las grandes empresas.

    En cuanto a lo de montar una gorda, la verdad es que llevamos camino de se monte algo, pero el truco de tener a la gente asustada y enseñarle cómo están en los paises donde del “tercer mundo” parece que funciona. La gente está mosqueada, pero no ha llegado al punto de no tener nada que perder y echarse a la calle.

    Tampoco creo que haya posibilidad de que eso se encauzara en cambios reales en la sociedad, del socialismo original quedan retazos que se miran el ombligo, y no ha salido otra ideología que sea capaz de aunar a la gente para crear otra estructura social.

  6. No sé, a lo mejor, hay que volver a mirar esos sanos principios de la Revolución Francesa (quién me lo iba a decir a mí, diciendo algo bueno de los franceses) y empezar a tomar al asalto unos cuantos sitios. Y, tal vez, como simple advertencia para las generaciones futuras, colgar por los adminículos reproductores a unos cuantos hijosdeputa.

    Como decía Jefferson: “Cuando una forma de gobierno se vuelve inoperante los ciudadanos tienen derecho a cambiarla por cualquier medio que sea necesario”. Y a lo mejor se está empezando a volver necesario (o lo hará en los próximos años) el uso de la violencia.

    Como digo, con fines puramente ejemplificadores, por supuesto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.