Blue Harvest

No recuerdo ni cuándo fue la primera vez que vi Padre de familia, ni qué episodio era. Pero sí que recuerdo que no me podía creer lo que estaba viendo.

Obvio es decir que no tardé en convertirme en un fan de la serie. Su humor surrealista, cínico, cañero (burro, en realidad, tan burro que a veces resulta increíble) y totalmente iconoclasta me atrapó desde el primero momento, por no mencionar esos personajes totalmente “impresentables” (empezando, por supuesto, por Peter Griffin, uno de los ejemplares de ser humano más mezquinos, hedonistas, egoístas y tarados que he visto en mucho tiempo, todo un orgullo para la especie) o esos momentos en que parece que los guionistas se han fumado hasta las cenizas de su padre o bebido hasta el agua de los floreros y se les va la pinza por donde menos te esperas. Creo que la serie terminó de ganarme el día en que me di cuenta de que el alcalde del pueblo no sólo se llamaba Adam West (como el actor que encarnó a Batman en la televisión en los años sesenta) sino que, además, estaba interpretado por Adam West.

Sin duda es una serie que no habría sido posible de no haber sido por otras que abrieron camino antes que ella. Y el modelo más evidente (aunque ni de lejos la única serie de animación pionera en este aspecto) es Los Simpson, con la que comparte varias características, como que ambas estén articuladas alrededor de un núcleo familiar o cuenten a menudo con apariciones de personajes del “mundo real”, a veces interpretados por sí mismos. Pero allá donde Los Simpson juega con los estereotipos, la hipocresía social y las apariencias bajo las que se ocultan “cosas chungas”, Padre de Familia revienta directamente todo eso eso, como si la sutileza fuera una cosa para pusilánimes. De hecho, y aunque parezca un contrasentido, es esa falta de sutileza uno de las grandes bazas de la serie.

En Blue Harvest, nos cuentan su personalísima visión de la primera película de Star Wars, y , sin dejar de ser un episodio más de Padre de Familia, con todas sus características habituales, se convierte en una estupenda revisitación, a mitad de camino entre la irreverencia desenfrenada y el amor incondicional de fan, de la saga de George Lucas.

El episodio está lleno de momentos impagables, explotando con habilidad los clichés más evidentes de Star Wars y los fallos argumentales de la primera película, en una combinación extraña pero que al mismo tiempo funciona. Porque, por un lado, no tienen piedad con el original que parodian, pero al mismo tiempo queda claro que Blue Harvest es la obra de un fan que conoce a la perfección Star Wars y siente verdadera pasion por ella.

Algo que queda perfectamente claro en los extras que acompañan al DVD en el que se ha editado Blue Harvest, donde vemos a Seth McFarlene, el creador de la serie, entrevistando a George Lucas y dejando claro, no sólo que conoce el universo de Star Wars casi mejor que su creador, sino que se lo está pasando de miedo allí, sentado frente a Lucas y tratando de no babear de entusiasmo.

Mis momentos favoritos del episodio (todo el mundo tendrá los suyos, por supuesto), son estos tres:

  • La aparición de Peter Griffin (que encarna a Han Solo) diciendo: “Soy Han Solo, el único actor que no ha visto su carrera arruinada por esta película”.
  • El momento en que Luke (Chris) y Han llevan a Chewbacca (Brian) al bloque de celdas y en el ascensor suena una versión -para ascensor, evidentemente- de la ominosa Marcha Imperial.
  • Cuando las tropas de asalto del imperio matan, no sólo a los tíos de Luke, sino a John Williams y a toda la Orquesta Sinfónica de Londres y Luke se lamenta amargamente: “Dios mío, ahora tendremos que seguir el resto de la película con Danny Elfman”.

Destacar entre los extras del DVD (además de la elegante camiseta, por supuesto) la recopilación de las distintas escenas de la serie donde se ha hecho referencia a Star Wars en algún momento. Son unas cuantas, y algunas resultan impagables.

Y, por supuesto, el teaser de la secuela: Something, Something, Something Dark Side. Esperemos que no tarde.

9 comentarios

  1. Pues mira, a mí esta Blue Harvest me puso de muy, muy mala leche. Y es que me pareció demasiado pobre, demasiado dibujar directamente sobre el fotograma original, y aunque sí que tiene algún puntazo (“No dispare, no se detecta vida en la sonda”, “¿Qué pasa? ¿Es que ahora nos cobran por laser?”), para mí no tiene los suficientes. Ya te digo, demasiado metraje calcado al original, con los mismos diálogos, encuadres y, al menos en las escenas en las que aparecen naves espaciales, aspecto de haber dibujado directamente sobre el fotograma.
    No sé, me esperaba algo más cañero, más del estilo de la serie de dibujos animados, con sus disgresiones y sus idas de olla.
    Pero, oye, para gustos, los colores

  2. Lo que comentas (aunque más que “calcados” de los fotogramas, dan más bien la impresión de haber sido recreados digitalmente, pero da igual) no sólo no me molestó, sino que fue parte de lo que me gustó del episodio.

    Y, por otro lado, al menos para mí, tiene los suficientes ingredientes características de la serie de dibujos animados (toda la trama con el sofá encontrado en el vertedero de basuras, sin ir más lejos; o la idea de pinza con Williams y Elfman…).

  3. Algo parecido imaginaba. Supongo que es el mismo tipo de animación que usan en Futurama en algunas escenas, sobre todo las espaciales, con la nave y tal.

  4. ¿No han visto ustedes los extras del devedé? Es alucinante. Comentan cómo Lucas Arts siempre ha dado aprobación a todas las referencias starwaseras de la serie e, incluso, en el capítulo en el que se condecora a Peter por salvar al dueño de la Almeja Borracha, les obligó a hacer el final exactamente como era en la peli (la condecoración y tal).
    Les recomiendo que pillen las temporadas en devedé y escuchen los comentarios, porque son alucinantes. Jillian, la novia de Brian es Drew Barrymore, la agente de policía que siempre entrega a alguien cuando es detenida es Gina Gershon, la jefa de Peter en la fábrica de cerveza es Carrie FIsher y James Woods es James Woods.
    Una pasada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.