Nauseas y preocupación

Esas son las dos sensaciones que me provoca la actual campaña electoral. Los eslóganes de los distintos partidos me revuelven el estómago (van de lo estúpido a lo paternalista, pasando por ñoño) y la dialéctica empleada por las dos principales fuerzas políticas en liza me produce, más que preocupación, auténtico terror.

Esa especie de buenismo simplón de cuento de hadas barato por parte de unos y ese ansia por explotar los miedos y los prejuicios más oscuros del electorado por parte de los otros, me aterroriza. En serio. Me produce pavor.

Quizá, si lo pienso un poco, lo que más miedo me da es no saber cuál de las dos estrategias me horripila más.

5 comentarios

  1. Como le dijo una vez Kirk a Spock: “No me atrevo a contradecirte”.

    (Para tu información, Spock respondió: “Haces bien”,)

  2. Hace muchos años que le vendo mi voto a mi santa a cambio de que me cocine un palto especial, fantástico y que requiere mucha preparación. Sólo le pido que no me diga a quién estoy votando. Ella, encima, me garantiza que ha/he/hemos votado a distintas fuerzas políticas con el paso del tiempo, lo cual me encaja con mi sentido de renovación democrática. Miel sobre hojuelas. Yo fijo que saco algo de provecho con mi voto.

    Por cierto, cuando cuento esto me vienen a decir que si no voto (coherentemente con mis criterios) no puedo protestar y suelo acallar las críticas respondiendo que pago mis impuestos y eso me permite protestar hasta desgañitarme.

  3. En elecciones siempre me acuerdo de Douglas Adams porque voto exactamente por la razón que daba él en la democracia más antigua de la galaxia.

    ¡Podría ganar el largarto equivocado!

  4. ¡Podría ganar el largarto equivocado!

    Ciertamente una razon para votar tan buena como otra cualquiera.

    Sobre lo dicho por Rudy, el buenismo simplon da pena y en ocasiones miedo a ver el tipo de procesos mentales que tiene la gente que nos gobierna.

    El recurso de explotar los miedos y prejuicios solo da risa, escepto cuando ves que bien funciona y como actitudes que creias de decenios por no decir siglos pasados van filtrandose poco a poco.

    Por lo tanto y como los minarquistas no estan bien vistos todavia habra que votar para que no gane el Lagarto Equivocado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.