7 thoughts on “La modernización de la empresa española (7)

  1. El otro día me enteré de un caso de idiocia aún más escandaloso: un conocido mío, gay y casado… es votante del PP.

    No he tenido oportunidad de hablar con él de ello, pero la verdad es que espero con ansiedad ver cómo justifica dar su voto a gente que primero no le quiso conceder tal elemental derecho simplemente por su elección de dónde meter la pinga, y que posiblemente usen su voto para denegarle tal derecho en caso de ganar.

    Pasmoso.

  2. El problema es que ese tipo de contradicciones están a la orden del día, casi diría que son inherentes a nuestra psicología. Claro que algunas son más sangrantes que otras, evidentemente.

  3. Grendel, supongo que sera porque para el su sexualidad no marca todas las decisiones de su vida, probablemente en politica fiscal, economica, social, antiterrorista, exterior, territorial etc, este mas cerca de un partido liberal (ejem) de derechas, que de un partido social, o de izquierdas o nacionalista.

    Por lo tanto vota a aquel partido que mas puntos en comun tiene con su forma de pensar, sin tener que reducirlo todo a un tema de politica sexual.

  4. Evidentemente, no conozco a la persona de la que habla Grendel, pero si ha dado el paso de casarse supongo que su orientación sexual debe ser para él bastante importante. No tiene por qué ser definitiva y, como dices, puede estar de acuerdo con el ideario del PP en lo económico o social.

    Pero… por mucho que coincida en esos temas, está claro que en lo que podríamos llamar “estilo de vida” a falta de una expresión mejor, la ideología del PP le es totalmente refractaria. Y, en el día a día, es nuestro “estilo de vida” el que nos marca más que nuestra creencia en idearios políticos, económicos o sociales, me parece.

  5. No te lo voy a discutir Rudy, mas que nada porque estoy de acuerdo con lo que comentas, solo daba una solucion al porque de ese voto, a partir de una reflexion de “el ala oeste”.

  6. Evidentemente, de algún modo la persona que menciona Grendel habrá racionalizado en su cabeza el porqué de su voto (como hacemos todos, supongo). Y bien podría ser con un razonamiento como el que mencionas, por qué no.

    A mí, sin embargo, me parece más importante, a la hora de votar, asegurarme que quien sea que voto no se va a inmiscuir en mi modo de vida (bueno, no más de lo habitual, por así decir) o me va a rebajar de ciudadano de primera a ciudadano de segunda, cambiando mi estado civil de “casado” a… ¿amancebado legalmente? ¿Cómo lo van a llamar?

Deja un comentario