Citas citables: Robert A. Heinlein

No me simpatiza demasiado la figura de Heinlein, lo reconozo. En parte, por culpa de Isaac Asimov.

Supongo que es inevitable que las opiniones de alguien con quien te sientes en sintonía mental, emocional o ideológica te influyan, y más cuando esas opiniones se refieren a un desconocido; en ese caso no tienes datos propios para comparar y tiendes a fiarte de lo que te dice esa persona en la que confías.

Es algo que me ocurrió, por ejemplo, con la figura de Séneca. Tras leer Claudio, el dios y su esposa Messalina, nunca pude volver a mirar a Séneca con simpatía. Claudio, el narrador de la novela, se había convertido para mí en un confidente cómplice desde la primera página, y cuando presentó al filósofo cordobés dando una visión negativa de él, mi tendencia instintiva fue fiarme de él.

Asimov no deja muy bien parado a Heinlein en su autobiografía, ni en el aspecto puramente ideológico ni en el personal, y supongo que eso ha teñido de forma inevitable mi visión de Heinlein.

Claro que el mismo Heinlein me ha echado una mano en ese aspecto. La ideología que hay tras muchas de sus novelas (ese “darwinismo social tramposo y con ventaja”) y el que sus personajes fetiches fueran superhombres más allá del juicio de sus pares (porque no existen pares que puedan juzgarlos, entre otras cosas; ellos están por encima del resto de la humanidad y son los únicos que ven el universo tal como es realmente) terminó confirmándome la antipatía que sentía por él.

Sin embargo, no se le puede negar que era un narrador competente. En algunos aspectos, bastante más competente que Asimov (autor que me gusta bastante más, sin embargo; y al que sí admiro en lo personal) cuando no le daba por cargarse el ritmo de la narración con personajes discurseando interminablemente.

Pero incluso entonces encontraba pequeñas perlas. Frases, aquí y allá, que me hacían sonreír. No necesariamente porque fuesen ciertas (seguro que muchas no lo eran) sino porque resultaban ingeniosas y divertidas. De ellas, una de mis favoritas posiblemente sea la siguiente:

El progreso se debe a hombres vagos en busca de formas más fáciles de hacer las cosas

Supongo que me siento indentificado con esa idea. Y sobre todo con lo de “hombres vagos”, evidentemente.

© 2007, Rodolfo Martínez

9 comentarios

  1. :) Me ha hecho gracia esta entrada. Si yo tuviera la costumbre de escribir cosas en un blog, podría haber salido cualquier día con un texto similar pero al revés: donde dices Heinlein pondría Asimov y viceversa, alterando sólo alguna referencia concreta pertinente…

    Claro que yo no tengo blog. Heinlein tampoco lo tendría, probablemente. Asimov seguro que sí. :P

    (Por lo demás, sí que estamos de acuerdo en cuanto a la vagancia y el progreso. Oh, sorpresa.)

    P.S.: ¿Qué díces que te tomaste cuando pensaste la encuesta esa del fin del mundo?

  2. Y eso de que Heinlein no tendría blog… seguramente tendría uno con entradas kilométricas donde nos mostraría La Verdad al resto de los pobres mortales una y otra vez.

  3. Y haría de troll pelota de sí mismo, seguro. Menudo era el Robert Anson.

    Curiosa la cita. Yo estaba escribiendo un cuentecito corto donde se demuestra que, por esas mismas razones, el que inventó la rueda era de Cadi-Cadi…

  4. Es curiosísimo enterarse de cómo y por qué surgieron la mayoría de los inventos. Yo tenía de pequeña un libro sobre inventos, y me lo sabía casi de memoria. Es verdad que algunas cosas han aparecido buscando la comodidad de un vago, pero muchas otras lo han hecho por el afán de llamar la atención (los patines de ruedas), por venganza (las patatas chips) o por vergüenza (el estetoscopio).

    Paro ya que parezco el Libro Gordo de Petete.

  5. Hablando de la encuesta, es una pena que no se puedan poner comentarios en la encuesta para sugerir otras posibles respuestas, suele ser lo mejor de las encuestas de este tipo, al menos para mi.

  6. “Y eso de que Heinlein no tendría blog… seguramente tendría uno con entradas kilométricas donde nos mostraría La Verdad al resto de los pobres mortales una y otra vez.”

    Es la otra posibilidad, sí. Pero todos preferimos que yo siga el otro ejemplo. :P

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.