El iMac de Schrödinger

El otro día tuve que llevar a reparar el iMac. La unidad de DVD se había estropeado, así que lo llevé a la tienda para que me lo cambiasen, que para algo está aún en garantía.

Unos días más tarde me paso por allí a preguntar. La chica de la tienda lo comprueba en el ordenador y me dice que ya está reparado, pero que aún no lo tienen allí. Supone que estará en Oviedo, en el servicio técnico, y que lo traerán en breve, o puede que incluso esté de camino a la tienda en ese momento. De pronto, se queda pensativa unos segundos y me dice: “Bueno, en realidad no está ni aquí ni allí, ya sabes, no está exactamente en ningún lugar”.

La imagen acudió a mi mente casi enseguida: un iMac dentro de una caja de cartón y, hasta que no la abres y colapsas su estado o como se diga, no sabes si el iMac está vivo o muerto.

Estaba vivo, me apresuro a añadir. Pero confieso que durante un tiempo tuve mis dudas. La incertidumbre, ya sabéis.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.