Citas citables: Shogun, de James Clavell

Ya he hablado de la novela (y de la serie) en algún otro sitio. Pero recientemente, hay un momento de la historia que ha vuelto a mi cabeza. Y no, no me preguntéis por qué; ahora mismo no estoy seguro de qué fue lo que me hizo recordarlo.

El momento es aquel en el que Toronaga (el futuro shogun que da título a la novela y que está basado en un personaje real, el primer shogun Tokugawa) está interrogando a Blackthorne sobre la situación política europea. Cuando descubre que los Paises Bajos, aliados de Inglaterra en su lucha contra España, fueron un día vasallos del rey español, Toronaga se escandaliza.

¿Acaso, dice, no es la rebelión contra tu legítimo señor el mayor de los crímenes?

Blackthorne, impertérrito, responde que hay un atenuante.

¿Atenuante, dice Toronaga, qué atenuantes puede haber para la rebelión contra tu soberano?.

Ganar, dice Blackthorne.

En ese momento, Toronaga empieza a reírse, a su sobria y majestuosa manera, y le dice a Blackthorne que tiene razón. Que ha expuesto el único atenuante válido: la victoria. Acto seguido le pregunta a ese extraño europeo que ha llegado a sus costas: ¿Ganaréis?

Blackthorn, sin perder la calma, responde: Hai.

Hay un instante de silencio, un cruce de miradas y es como si ambos personajes se vieran por primera vez.

Creo que es en ese instante cuando el personaje de Toronaga deja de ser un extraño, casi un alienígena, para el eruropeo anclado en Japón que protagoniza la novela. Ahí, Blacktorne se da cuenta de que Toronaga es, al fin y al cabo, humano, y que de un modo u otro, puede haber un terreno común sobre el que construir algún tipo de relación. Es, también, eso creo, el inicio de la progresiva “japonesización” de Blackthorne y, por lo tanto, la primera etapa de su viaje. Porque de eso trata Shogun, a mi entender, de un viaje, no tanto físico, como mental.

No hace falta que diga que es una de mis novelas favoritas, claro.

© 2007, Rodolfo Martínez

6 comentarios

  1. Cierto, la serie es una adaptación estupenda de la novela. Y todos están de vicio en su papel, no sólo Mifune o Chamberlain, sino los secundarios. El actor que hace de Yabu, por ejemplo (que es un actor de comedias japonés, curiosamente) consigue hacer que su personaje se vuelva entrañable al espectador: es cruel, es un traidor, y está lleno de defectos. Sin embargo, el actor compone un personaje vital y humano que, pese a todo, termina haciéndose simpático al espectador.

    Es una pena que el intento de adaptar Tai-pan (la novela de Clavell sobre Hong-Kong) se quedara a medio camino, prácticamente un quiero-y-no-puedo. Porque de ahí se habría sacado otra estupenda serie en lugar de una película mediocre, como acabó siendo.

  2. Primero, buenas tardes (por lo menos acá en Buenos Aires).
    Segundo: iba a poner mi apodo en el espacio dejado a “Nombre (obligatorio)”, pero recordé que en España Juani es un nombre de mujer. Así que opté por presentarme casi formalmente.
    Y por último dejar un comentario, que no sólo es eso, sino que lleva incluido un pedido. Y también, una introducción.

    Rodolfo, leí tu opinión sobre Shogun en otra página (http://www.bibliopolis.org/resenas/rese0352.htm) y me sentí tan identificado que quise direccionarme al link que figura abajo, pero me encontré con que no sigue en pie. Así que hice un “copy/paste” de tu nombre en Google, sumado a un “Clavell”, y los resultados que aparecieron me llevaron hasta acá.
    Espero estar en el lugar correcto. Aunque así lo creo dado este artículo.
    Bien, dejando de lado la cháchara y yendo a lo más importante (para mí), voy al pedido.
    ¿Que novela me podés recomendar?
    No importa el género, no importa el origen.
    Solo importa que sepas que Shogun me gustó tanto como a vos.
    Así que, ¿que leerías luego?

    Gracias.

  3. Me falto aclarar que no es que la terminé de leer recientamente, sino que eso pasó hace más de 2 años. El tema es que no encontré nada que me haga sentir lo mismo que Shogun me hizo sentir. Aunque “Los pilares de la Tierra” de Ken Follett e “It” de Stephen King estuvieron muy cerca, no llegaron a su nivel.

    Gracias, nuevamente.

  4. En efecto, has llegado al sitio correcto. Supongo que el link de bibliópolis te remitía a drimar.com, dominio que ya no tengo.

    En cuanto a recomendar una novela… uf, no sé qué decirte. Del propio Clavell me gustó bastante Tai-Pan, aunque ni mucho menos tanto con Shogun.

    Y ahora recuerdo “Centenario” , de James Michener: la historia de una zona de Colorado desde, más o menos, la llegada de los primeros tramperos hasta nuestros días.

  5. Uf, buenisimo!
    Tai-Pan ya la leí también, y estoy de acuerdo con vos.
    Acabo de adquirir El Rey de las Ratas, pero ya me dijeron que no es MUY bueno. De todas formas, es solo para leer su primer novel.

    Voy a ir por Centenario, a ver si lo consigo.
    Muchas gracias!

    Ah, me olvidaba. Como puedo llegar a hacer para conseguir tus títulos? Me interesa!

    Gracias, otra vez.
    Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.