La carretera

Rodolfo Martínez
La carretera
-Parsifal 2, 1993
-2001 Nº 1, noviembre 2001
-Galaxies 33, verano 2004.
Callejones sin salida, Editorial Berenice, 2005
Dimension Espagne, Riviere Blanche, 2007

Allá por 1989, y muy influido por la lectura de Pórtico, de Pohl, escribí un cuento sobre un hombre que recorría una carretera interminable en un planeta absurdo. El cuento sería publicado en el fanzine Parsifal de mi paisano y amigo José Luis Rendueles y, durante los años siguientes, sería recordado como uno de mis relatos de ciencia ficción más satisfactorios. De hecho, sería reeditado en el primer número de 2001, la revista que Luis G. Prado dirigió para Equipo Sirius durante algunos años.

La idea del planeta seguiría dando vueltas en mi cabeza y, algunos meses más tarde sería el embrión de mi novela corta “El alfabeto del carpintero” que, en realidad forma parte de un ciclo más amplio al que he dado el nombre de El carpintero y la lluvia, compuesto por tres historias (las tres ambientadas en mi universo de Drímar) que guardan cierta relación argumental, conceptual y de ambiente. Éstas serían “Un agujero por donde se cuela la lluvia”, “La carretera” y “El alfabeto del carpintero” y algún día espero encontrar editor para el libro que las recopile.

“Un agujero por dondese cuella la lluvia” y “El alfabeto del carpintero” son quizá mis narraciones de ciencia ficción más enloquecidas y, desde luego, las más influidas por la irracionalidad de Philip K. Dick. “La carretera” iba por otros derroteros, pese a compartir elementos de escenario y tema con las otras dos. Fue poco más que un experimento narrativo. Partiendo de una premisa sencilla (un hombre recorre una carretera sin final en un planeta desconocido) intenté ver adónd me llevaba y, de paso, codificar parte de mi propia vida en la historia. El resultado no fue del todo insatisfactorio y, aún hoy, más de dieciocho años después, el relato me sigue funcionando.

También ha sido mi segundo relato traducido al francés, bajo el título de “La route”. Una vez más, leerme en francés ha sido una experiencia ciertamente inquietante. Junto con “Il traverse le désert”  sería recopilado en la antología Dimension Espagne que Sylvie Miller preparó para la editorial Riviere Blanche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.