Fin de semana de cine

Empezó bien, ciertamente, con una sorpresa más que grata. Fui a ver Transformers con bastante prevención, esperando encontrarme un espectáculo palomitero hecho sin gracia alguna y, tal y como parece ser la norma en el cine espectáculo hoy en día, sin pies ni cabeza ni pretensión de que los tenga. Y no, me encontré con una peli que no está nada mal: un guión que, sin ser una maravilla, tiene lógica narrativa en general, con buenos diálogos y narrada a buen ritmo. No sé si Spielberg ha sujetado a Bay o Bay se ha sujetado solo o ha sido por chiripa. Pero lo cierto es que le ha quedado una película más que decente, que engancha, entretiene y a la que, como mucho, le sobran unos diez minutos (dispersos a lo largo de toda la proyección) de moralina y patrioterismo que tampoco es que estropeen mucho la cosa.

Aclaro que no soy fan de Transformers, ni de los muñecos, ni de los comics ni de la serie de dibujos animados. Conozco todo eso más de oídas que de otra cosa, así que me enfrentaba a la película más o menos “virgen”. Y, como digo, no me ha decepcionado; al contrario, ha resultado una grata sorpresa.

Luego, el domingo, llegó el mazazo.

Sí, me empeñé en ver Spiderman 3. Pese a todo lo que había oído y leído acerca de lo mala que era, tenía curiosidad. Necesitaba verla. Asegurarme por mí mismo.

¿El resultado?

Sólo puedo calificarlo como increíble.

Porque no me podía creer lo que estaba viendo en la pantalla, el cúmulo de despropósitos, absurdos, momentos ridículos, situaciones estúpidas y, en general, un desaprovechamiento del material con el que se trabajaba que, francamente, no puede ser debido a la purta incompetencia. Tiene que estar hecho aposta. Nadie es tan torpe. Ni siquiera Reimi.

Vamos, que la película no es tan mala como me han dicho. Es peor aún. Hasta el infame Superman IV: en busca de la paz resulta más digna que esta película completamente bochornosa, fatua, pomposa y ñoña que se arrastra por la estupidez y el ridículo durante algo más de dos horas. Joder, si lo pienso un poco hasta aquel truño del Capitán América me parecía menos bochornoso que esto. Al menos aquello estaba hecho con cuatro duros y era una serie Z evidente. Eso pasa por ser una superproducción (o lo que se llama superproducción en estos tiempos) y encima tiene pretensiones de trascendencia .

En fin, nada de cuanto diga de Spiderman 3 puede hacerle justicia. Para hacerle justicia habría que… no, mejor me callo.

No podía irme a la cama con ese mal sabor de boca, así que procedí a ver 28 semanas después. Claro, en comparación con lo que han perpetrado con el arácnido, la peli de zombis me pareció una obra maestra.

Ahora, con unos días de distancia pues la veo como una secuela irregular (con un arranque excelente, eso sí) de una película que no estaba mal pero que en su momento tampoco es que despertase en mí el entusiasmo que parecé que si consiguió con otros espectadores.

Esta continuación se deja ver y entretiene, aunque las expectativas generadas con el inicio de la película (bastante prometedoras) enseguida degeneran en una persecución por las calles de un Londres vacío que resulta bastante previsible en general. Pero, bueno, tampoco molesta, pasas un buen rato, hay hasta un par de sustos y algún momentillo chungo.

Pensándolo bien, tampoco estuvo tan mal. Vi una película que me gustó, otra que no me disgustó y una tercera que me pareció abominable. No es un mal balance.

O lo sería, si consiguiese olvidar la existencia de Spiderman 3. Ay, Sam Reimi, qué te hemos hecho para que nos tortures así, hombre.

© 2007, Rodolfo Martínez

7 comentarios

  1. ¡Saludos! Llevo bastante tiempo leyendo tu página, porque me gusta mucho la manera en que te expresas y el genuino frikismo de vieja escuela que alienta tus artículos. Siendo sincera, no he leído ningún libro tuyo, lo cual se debe principalmente a que la literatura fantástica que me suele gustar suele ser foránea. ¿Podrías recomendarme en especial alguna de tus obras para empezar con buen pie?

  2. Gracias por tus comentarios.

    Como veo por tu blog que la fantasía te tira más que la ciencia ficción, supongo que lo mejor es recomendarte mi serie de Sherlock Holmes. Empezando, claro, por el primero “Sherlock Holmes y la sabiduría de los muertos”.

    Si estoy equivocado y te va la CF, pues te recomendaría “El sueño del rey rojo”.

  3. ¡Gracias por la recomendación! ¿Es la serie de Sherlock Holmes en la línea de Doyle o deriva hacia otros terrenos?
    En realidad, tanto me da el género, ya sera ciencia ficción, fantástica, policíaca, romántica o histórica. Soy omnívora.

  4. Digamos que el inicio intenta ir en la línea de Doyle (sobre todo en la forma de narrar, usando la voz del doctor Watson), pero a medida que va transcurriendo va derivando hacia otros terrenos. Y ya desde la primera novela hay elementos fantásticos (concretamente lovecraftianos) que, desde luego, la separan del original.

  5. ¿Y los Simpson, qué????

    No te los pierdas…! Vamos, no es que sea nada del otro mundo; simplemente es como un episodio normal, pero de 1 hora y media. De todos modos, creo que te gustará bastante. Ya nos dirás…

  6. Veré “Los Simpson”, por supuesto, pero dudo mucho que vaya a verla al cina. Hoy por hoy, y teniendo en cuenta lo que cuesta una peli en el cine, me temo que tienen que darme mucho espectáculo visual para que no prefiera verla cómodamente en casita, en DVD, con mi LCD de 32″ y mi 5.1.

    Y me temo que con “Los Simpson” no va a ser el caso. Me gustará, seguro, pero esperaré a verla en casa.

    Burgués que soy, qué le vamos a hacer. Si es que, en cuanto uno se hace mayor y se apoltrona…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.