Terán strikes again

Aquí está, el cartel de la AsturCon de este año, obra de Alejandro Terán. ¿Hace falta que diga que me entusiasma el trabajo de este hombre? No, supongo que no.

Con el eje temático del “Apokeklipse”, Alejando ha compuesto una imagen poderosa y, eso espero, atractiva. El elemento principal del cartel es uno de los monumentos emblemáticos de Gijón, La madre del emigrante, obra de Ramón Muriedas que desde 1970 es uno de los símbolos más característicos de la ciudad. Como anécdota, reseñar que la costumbre popular la rebautizó hace mucho tiempo como “La lloca del Rinconín” (por su aspecto y por el lugar donde se encuentra), al igual que lo haría años después con el Elogio del Horizonte de Chillida, que sería popularmente conocido como “El cagadero de King-Kong”.

La ilustración remite sin problemas a ese apocalipsis alrededor del que hemos decidido hacer girar la cena de disfraces del sábado siete de julio, e incluso podría recordarnos, por qué no, el momento final de El planeta de los simios, en una versión más local e indiscutiblemente asturiana.

En fin, ahí está el cartel. Que lo disfrutéis. Y que disfrutéis también la AsturCon si venís por aquí.

Termino recordándoos el post donde daba información acerca de cómo llegar e inscribirse y las distintas actividades de las jornadas.

AsturCon 2007: Más sobre el Apokeklipse

Nos vemos.

© 2007, Rodolfo Martínez
© 2007, Alejandro Terán, por la ilustración

16 comentarios

  1. Bonito cartel, a fe mía, Martínez.

    Pero me pregunto… ¿a qué se debe tanta insistencia, tantas entradas en la bitácora remachando una y otra vez las formas de inscribirse en el evento?

    No estarán teniendo dificultades de afluencia de público, ¿verdad? ¿Quizá las jornadas empiezan a estar de capa caída y el interés de los aficionados decae?

    Vamos, Martínez, hable claro, se supone que es lo que le gusta hacer.

    Y espero que no se ofenda, Martínez. La última vez que manifesté mi perplejidad ante algo no sentó muy bien, he de confesar.

  2. Este muchacho no ha ido nunca a la Semana Negra, ¿verdad?

    Porque otras cosas, puede; pero público, precisamente público, no es lo que falta…

  3. Pero es que, estimado Sr. Prado, yo nunca he hablado de la Semana Negra, me refería únicamente a la Asturcon.

    Acepto, no obstante, que en mi comentario no lo mencionaba de forma explícita, por lo que su confusión es comprensible.

  4. Monsieur Sacaramouche:

    Respondo en tanto que organizador y por lo que me toca.

    Como ya dije hace poco, algún día acabaremos, y la AsturCón cerrará sus puertas y finiquitará, para descanso de algunos y algarabía de unos cuantos, que harán gran gasto en cohetes. Como en el caso de los Galos, sabemos que el cielo se desplomará sobre nuestras cabezas. Algún día. Sólo que eso no va a ocurrir mañana.

    Sin embargo los afanes de Rudy -y los de otros miembros de la organización en sus blogs- por publicitar el evento no sólo son lógicos (uno hace las cosas para que la gente asista) sino que también son inevitables cuando uno es organizador de algo: restaurantes, autobuses, hoteles y demás necesitan saber con cierta antelación de que número se les está hablando.

    De hecho, puesto que los locales tienen aforos limitados y en los autobuses no puede ir gente en los maleteros, el problema es más bien el contrario: siempre se nos apunta gente adicional a última hora y eso causa un montón de problemas. Nos alegra saber que esto ha pasado tan desapercibido que alguien ha llegado a pensar que se trataba de todo lo contrario.

    No obstante, agradezco en lo que vale su interés.
    Por lo demás, sea usted un poco menos críptico/a y jeroglífico/a en su blog, si es que de verdad quiere causar sensación y espanto, como en su día los armó el friki bocazas.
    No se dirije a gente tan inteligente como usted cree, y algunos, la verdad, no nos hemos enterado de nada… :(

  5. Dilecto Skalagrim.

    Preferiré siempre sobreestimar la inteligencia de mí (bien lo sé) escaso público a subestimarla.

    Gracias, por otra parte, por sus aclaraciones.

  6. Lo que me hace gracia de los trollecitos es que se ponen un nick, abren un blog que durará cuatro días y, ¡pum! piensan que no sabemos quiénes son.

    ¡Encantadores, la verdad!
    Eso sí, me compadezco de su vida sexual (entre otras cosas) si no saben cómo gastar mejor su tiempo.

  7. Pues yo sí que me preocuparía; quizás se trate de alguna enfermedad, seguramente la “follopoco”, cuyos síntomas son frustración, aburrimiento, desespero, ganas compulsivas de tocar los huevos a todas horas y una necesidad absorbente de abrir blogs bajo diferentes personalidades solo por incordiar. O quizás tengas suerte y no sea follopoco, y solo una esquizofrenia paranoide envidiosilla.
    ¡Ánimo!

  8. La vida es una paradoja continua, sin duda.

    Y en este caso hasta me resulta surrealista, debo afirmar.

    Porque no deja de ser paradójico, apreciado Iván, que yo no haya faltado el respeto a nadie ni insultado a ninguna persona en este blog y, ello no obstante, se me acuse de fallas en mi vida sexual y se acuda al insulto personal y directo.

    Me pregunto, estimadísimo Iván, si el que se está comportando como un troll no será usted.

  9. ¡Huy!, perdón, señor Scaramouche, ¿creía que me estaba refiriendo a usted? Que yo sepa, no lo he mencionado en ningún momento, aunque puede que mi inconcisa redacción lo haya llevado a engaño, por lo que su confusión es comprensible. Lo que yo exponía eran más bien… unas directrices generales.
    Por cierto, ya que usted sí se ha dirigido a mí, aprovecho para felicitarle por su trabajo de esta tarde. Muy bueno.

  10. ¡Pero si usted hace mucho, hombre! De verdad… Y de hecho, espero sinceramente que lo esté cobrando bien. Ahora, que si es por diletantismo…

  11. cuanta soplapollez, incluso un año después… No hay mejor cosa que malgastar el tiempo de los demás, ¿verdad, Scaramouche e Iván?
    En un orden de cosas realmente importante, un cartel cojonudo, Alex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.