Tenía que acabar pasando

Pues sí, tarde o temprano tenía que pasar.

Llevo un tiempo actualizando de forma puntual: lunes, miércoles y viernes (y últimamente los sábados, con eso de las “citas citables”) con algún post extra ocasional aquí y allá.

Era un compromiso que había adoptado conmigo mismo: tres post a la semana mínimo y siempre en esos tres días. Una forma de disciplina, digamos; y, sobre todo, un modo de darle una cierta estabilidad a esto del blog.

Pero… tenía que acabar pasando. Viernes por la mañana, me levanto, desayuno, leo mi correo, le echo un vistazo a los blogs de los amigos… y descubro que no tengo post para hoy. Vale, sí puedo echar mano de post “prefabricados” que tengo por ahí, pero no me parece la mejor solución. Así que sigo sin post para hoy y no se me ocurre de qué hablar.

De política, no me apetece. De hecho, cada vez hablo menos de eso en el blog. La última vez fue porque me obligaron las pasadas elecciones. Del fandom… bueno, para qué. De mí mismo ya lo hago continuamente. De lo que escribo, pues tres cuartos de lo mismo. ¿De algo curioso o impactante que haya visto por ahí? Naaa. De algún libro que he leído o una película o serie que he visto… pues no me apetece mayormente.

Vamos, que no sé de qué hablar. Pero es viernes. Y toca post. Así que algo tendré que hacer, digo yo.

Podría postear la foto que conseguí de una escena perdida de Lost, pero eso lo tenía pensado para el lunes, así que no.

También podría mostrar la portada de Sherlock Holmes y la boca del infierno. Pero dado que aún no es definitiva (casi está, pero le faltan un par de retoques) pues habrá que esperar.

Siempre están los post de Territorio incierto, donde reciclo el material que aparece en mi columna de Bibliópolis, crítica en la red, pero hasta finales de mes no toca.

Y en cuanto a pillar algún articulillo escrito hace tiempo y ya publicado para convertirlo en un post… pues tras revisar lo que tengo por ahí, no veo nada que me convenza.

Así que aquí estoy. Viernes por la mañana y sin nada que postear.

Y, para rematar la faena, me he dado cuenta de que tampoco tengo post para mañana. Así que más vale que me ponga a buscar una “cita citable” que merezca la pena.

Uy, qué tarde es. Tendré que irme al curro. Bueno, pues nada, un viernes sin postear, qué le vamos a hacer.

© 2007, Rodolfo Martínez

3 comentarios

  1. Siempre puedes copiar lo que han escrito en otros blogs, al fin y al cabo es como sueles resolver tu falta de capacidad al escribir libros: plagiar otros autores

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.