Territorio incierto

Ése es el título de la columna que he preparado para la nueva etapa de Bibliópolis, crítica en la red. Cuando Blanca Martínez, la actual coordinadora de la página, me propuso que siguiera colaborando con ellos, la verdad es que me resultó difícil encontrar algo que me pareciera adecuado y me gustara: quería seguir colaborando con Bibliópolis, por supuesto, pero no sabía muy bien cómo. Tenía claro que no quería hacer algo demasiado específico y, por otro lado, tampoco era plan de llevar una sección donde todo valiera y no existiese una mínima orientación.

Al final surgió este Territorio incierto (después de barajar varios nombres que no me convencían y de llegar al título final gracias a una amable sugerencia de Instanton) dedicado a comentar “derivaciones”, trasvases: adaptaciones del cómic a la literatura y al cine o viceversa, productos franquiciados que surgen al amparo de una novela o una película; o incluso, por qué no, autores que auto-franquician su propia obra y terminan convirtiéndose en una parodia de sí mismos. No estoy hablando necesariamente de merchandising literario, aunque muchas de las cosas de las que voy a hablar en la columna puedan considerarse así. Vamos, como reza en la entradilla de la columna:

Franquicias, auto-franquicias y merchandising literario. Historias, personajes y universos que pasan de un medio a otro, que cambian de casa, de formato y de aspecto. Sin fronteras, sin ataduras. Un negocio, un reclamo… pero también, a veces, un entretenimiento digno y de calidad

En cualquier caso, la primera entrada ya está disponible para cualquiera que desee leerla. Basta con que pinchéis aquí.

© 2007, Rodolfo Martínez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.