Drímar. Tercera Parte: La Era del Aislamiento

Años 1443-1494:

Según lo contemplado en el Tratado de la Partición se inicia la evacuación paulatina de la Tierra, comenzando por Europa.

Se inicia la evacuación de Japón y Australia.

Europa evacuada.

Se inicia la evacuación de África y Latinamérica.

Japón y Australia evacuadas.

Se inicia la evacuación de Asia.

Se inicia la evacuación de Ameranglia.

África y Latinamérica evacuadas.

Costa Este de Ameranglia evacuada.

Año 1495:

Problemas con las tribus de Ameranglia Interior. Se niegan a ser evacuadas. Por primera vez desde el Interregno se unen todas y forman el Consejo de Tribus que a partir de ahora negociará con la Confederación de Drímar como una nación soberana.

Asia evacuada.

Año 1496:

Primera conferencia entre el Consejo de Tribus y la Confederación de Drímar. Sin que se llegue a acuerdo alguno, la conferencia es rota y está a punto de iniciarse la guerra.

Seis meses más tarde se reanuda la conferencia.

Año 1497:

Después de varias conferencias y amagos de guerra, la Confederación de Drímar y el Consejo de Tribus llegan a un acuerdo. Las tribus serán evacuadas al planeta Okeechobee y, una vez en él, se integrarán en la Confederación con estatus de miembro semi independiente, con varias prerrogativas de autogobierno y autocontrol.

Año 1498:

Las tribus son evacuadas.

Año 1499:

Fin de la evacuación del planeta Tierra.

Se construye el radiofaro de Neoyorquia, que actuará como una baliza cósmica. Un equipo formado por hombres de la Confederación y el Mandato se ocupa de su mantenimiento, con orden expresa de no pisar la Tierra más allá de una reducida zona alrededor del radiofaro.

Año 1511:

El radiofaro se automatiza completamente. Excepción hecha de los equipos de técnicos que bajan para las revisiones semestrales, los humanos han abandonado completamente la Tierra.


Año 1524:

El Explorador de la Confederación Hennesy Tokomura, descubre y bautiza el planeta Tierra de Nadie. También bautiza a Desastre, la gran luna que orbita el planeta en una órbita tan excéntrica que, aparentemente, contraviene las leyes del movimiento planetario y que provoca con sus mareas un verdadero río de viento en el ecuador del planeta.

Año 1532:

La primera expedición a Tierra de Nadie descubre el motivo por el que la órbita de Desastre siga siendo tan excéntrica después de tantos millones de años. Cercano al apogeo de su órbita hay un agujero negro primitivo, tan pequeño que casi pasa desapercibido, pero suficiente como para mantener la órbita de la luna muy lejana del planeta en su apogeo y hacerla comportarse casi como un cometa, pasando muy cerca de las partes superiores de la atmósfera de Tierra de Nadie en el perigeo.

Año 1535:

La Confederación de Drímar declara Tierra de Nadie y todo su sistema como de Interés Público, por lo que no es apto para colonización por parte de grupo o empresa alguna.

Año 1578:

Comienza la construcción de un gran edificio en la gran isla del hemisferio norte de Tierra de Nadie.

Año 1581:

Tierra de Nadie es declarado Planeta Prisión.

Año 1852:

Presiones en Okeechobee, el planeta al que fueron evacuadas las Tribus terrestres, para que se integren completamente en la Confederación. El Consejo de Tribus pide un lapso de espera para considerar la propuesta. Le son concedidos cinco años.

Año 1857:

Poco después de que llegue la nave con el relevo para la guarnición de Tierra de Nadie, el acceso al sistema se cierra. Es imposible llegar al planeta saltando a través de un agujero de gusano.

Año 1862:

Okeechobee rechaza la integración plena en la Confederación de Drímar. El gobierno de ésta denuncia el tratado por el que se le concedían derechos especiales de autogobierno y lo proclama como provincia, aunque, aparte de la declaración oficial, se abstiene de ningún otro acto.

Año 1865:

Se envía una nave informatizada a velocidad subluz hacia Tierra de Nadie.

Año 1870:


Un gobernador provincial baja a Okeechobee para poner en práctica el decreto de la Confederación. Es expulsado y el planeta se declara independiente. La Confederación afirma que tal declaración carece de valor.

Año 1871:

La nave llega a Tierra de Nadie y, casi inmediatamente es destruida por una fuerza desconocida.

La Confederación de Drímar decide embarcarse en un proyecto secreto: enviará una flota de naves subluz a Tierra de Nadie, de forma que la llegada de todas las naves al sistema sea simultánea.

Año 1873:

Estalla la guerra entre la Confederación y Okeechobee. Las tropas gubernamentales invaden el planeta.

Año 1879:

Termina la guerra con la casi total aniquilación de la población autóctona de Okeechobee.

Año 1893:

Parten las primeras naves hacia Tierra de Nadie, desde los sistemas más alejados. A partir de ahí, escalonadamente, irán partiendo otras naves. Todas van automatizadas, sin tripulación humana.

Año 1951:

Las naves enviadas a Tierra de nadie llegan al Sistema y son destruidas. Estudiando el lugar donde ocurrió, se ve que todos los puntos forman parte de una esfera que parece rodear el sistema y que impide que nada llegue a él, a través de el espacio normal o a través de un agujero de gusano.

Año 1952:

Estudiada la esfera que rodea Tierra de Nadie, se decide enviar una nave, a través de un agujero de gusano, y hacer que entre en el espaciotiempo normal más allá de la esfera.

La nave es enviada y se pierde todo rastro de ella.

Año 2461:

Un grupo de Exploración de Pardaterra encuentra y bautiza Ballena Varada y reclama derechos de colonización sobre él. Se trata de un mundo oceánico, sin apenas masas terrestres. Carece de ionosfera y de oxígeno libre en la atmósfera.

Año 2464:

Inicio de la colonización de Ballena Varada. Al no haber masas de tierra apreciables en el ecuador, se procede a construir una, que se llamará Pie del Cielo, para anclar en ella el ascensor orbital.

Año 2497:

Como resultado de las manipulaciones genéticas entre los delfines importados para poblar el océano de Ballena Varada, estos son capaces de hablar la lengua humana.

Año 2498:


Accidentalmente, se descubre un efecto colateral de la ingeniería genética sobre los delfines de Ballena Varada: adquieren habilidades telepáticas.

Año 2511:

Primeras exportaciones de delfines telépatas a otros mundos de la Confederación. Inicio de las negociaciones para ser reconocidos como ciudadanos de pleno derecho de esta.

Año 2517:

Curtiz Inmálucor desarrolla el Simulador Cuántico, un artefacto que permite que cualquier partícula u onda deseada simule las características de espín, masa, carga y longitud de onda de cualquier otra.

Año 2649:

La Confederación concede a los delfines telépatas de Ballena Varada derechos de plena ciudadanía.

Año 2748:

Primer contacto entre un navío de la Confederación y una de las naves vivientes de los Multis.

Año 2753:

Los Multis comienzan a negociar con la Confederación. Afirman venir de la Nube Mayor de Magallanes y llevar viajando, en naves subluz de aceleración continua, unos seiscientos cincuenta y nueve mil ochocientos cuarenta y siete años terrestres.

Año 2757:

Los Multis intentan establecer relaciones comerciales con el Mandato Sáver.

Año 2758:

El Mandato Sáver, que durante estos años de aislamiento ha desarrollado una gran repugnancia ante todo lo que sea la manipulación de los genes, se siente ofendido ante la presencia Multi y su forma de crear por ingeniería genética las herramientas que necesitan.

El Mandato Sáver declara la guerra a los Multis, a los que consideran una abominación que debe ser exterminada. Los Multis piden ayuda a la Confederación. Esta decide entrar en el conflicto.

Poco más de dos meses después de iniciada la guerra, el Mandato Sáver negocia un alto el fuego con la Confederación y los Multis. Acceden a cesar las hostilidades a cambio de que los Multis no crucen jamás sus fronteras.

Año 2765:

La Confederación de Drímar decide enviar una nave exploradora a la Nube Mayor de Magallanes. Casi en el momento mismo en que la nave abandona la Vía Láctea se pierde todo contacto con ella. La Confederación mantiene en secreto el proyecto.

Año 2773:


Tras numerosos intentos, la Confederación averigua por fin que toda nave que intente cruzar el espacio entre la Vía Láctea y la Nube de Magallanes modificando la constante de Planck es inmediatamente disparada hacia un nuevo rumbo, completamente aleatorio, y a una velocidad casi infinita. Estos datos son mantenidos en secreto.

Año 2832:

Los bioprocesadores multis sustituyen a los antiguos ordenadores humanos en casi todos los aspectos de la vida de la Confederación. Algunas de las bioherramientas Multis comienzan a ser usadas en la Confederación.

Año 2836:

Se intenta desarrollar un bioprocesador capaz de abrir un agujero de gusano.

Año 2841:

El físico Yordan Gregorovius descubre que en el espacio que separa la Vía Láctea de la Nube Mayor de Magallanes existen varios plegamientos que forman un nudo cósmico. Ese es el motivo por el que todas las naves enviadas a aquel lugar fueran desviadas de su ruta. Aparentemente, la única forma de llegar a la Nube es viajando sin alterar la constante de Planck, tal y como hicieron los Multis para llegar a la Vía láctea.

Año 2848:

Tras sucesivos y descorazonadores fracasos, se abandona el proyecto del bioproc para abrir un agujero de gusano. Este será prácticamente el único caso en el que el ordenador no podrá ser sustituido por una bioherramienta multi.

Año 2853:

Los Multis ingresan en la Confederación de Drímar, como estado asociado semi independiente.

Año 2964:

Utilizando un simulador cuántico una nave del Servicio consigue atravesar la Esfera de Gusano que rodea Tierra de Nadie y, se supone, aterrizar en el planeta. Todo contacto se pierde desde entonces.

Año 2979:

La Confederación recibe una transmisión de hiperondas desde Tierra de Nadie, informándoles de que el acceso al sistema está libre. Los habitantes de Tierra de Nadie, aislados durante más de mil años, afirman formar ahora una nación independiente y solicitan negociar su incorporación a la Confederación.

En una isla al norte del planeta, los descendientes de las ratas que se trajeron en la siembra original de Tierra de Nadie han evolucionado lentamente hacia la inteligencia y han desarrollado una primitiva sociedad que da sus primeros pasos en el lenguaje escrito.

Se envía una embajada mixta humana‑multi a Tierra de Nadie. Tras los contactos con los habitantes del planeta, estos se niegan a integrarse en la Confederación. Tras la marcha de la embajada, vuelven a alzar la esfera de gusano.

Tierra se Nadie de convierte en el primer planeta con consciencia planetaria: una criatura denominada Jormungand y que parece ser una mezcla imposible de animales, plantas e incluso rocas actúa como mente del planeta.


Durante la misión en Tierra de Nadie la parte humana de la embajada descubre que los multis son en realidad máquinas biológicas creadas por ingeniería genética por la especie dominante en la Nube Mayor de Magallanes, cuya química tiene por base el silicio, en lugar del carbono.

Narrativa:

Tierra de Nadie: Jormungand

Publicada por Ediciones B, Nova Ciencia Ficción Nº 86, mayo de 1996.

Premio Ignotus 1997 a la Mejor novela.

Año 2980:

Isak Yusuf Langerhasse, antiguo miembro de la Expedición a Tierra de Nadie comienza su cruzada contra las bioherramientas, especialmente los bioproces. Al principio, el público apenas le presta atención.

Viento de Estrellas, líder de los humanos de Tierra de Nadie, construye una nave ayudado por Jormungand y mantiene su existencia en secreto.

Año 2981:

Algunos multis, unos pocos humanos y varios delfines de Ballena Varada se dirigen hacia Tierra de Nadie en secreto.

Año 2983:

Un funcionario filtra a la prensa los descubrimientos sobre los multis realizados durante el viaje a Tierra de Nadie. La xenofobia estalla en una llamarada por toda la Confederación y Langerhasse se encuentra de pronto con millones de adeptos a su causa.

Año 2986:

Finalmente, presionado por las masas, el gobierno toma cartas en el asunto. Declara a los multis fuera de la ley y afirma que todos aquellos que no se entreguen al gobierno serán exterminados.

Mientras tanto, un grupo de investigación trata de descubrir alguna forma de quebrar el aislamiento de Tierra de Nadie.

Año 2987:

La Orden Soyta, mediante técnicas de clonación y nanotecnología, intenta desarrollar un superhombre. El proyecto está bajo el control del Martillo de Herejes, la organización que controla las desviaciones de la fe dentro de la Orden, y pretenden averiguar de qué forma interactúa con el mundo alguien con los poderes de un Dios, hasta qué punto un individuo con tales habilidades intentará remodelar el universo a su imagen y semejanza.

Año 2993:

Los multis son borrados de la faz de la Galaxia.

Año 2995:

Los científicos descubren la única partícula que la esfera de gusano deja pasar al exterior: los gravitones. Utilizando el simulador cuántico podrán entonces atravesar la esfera. Sin embargo, el costo de la conversión es brutal y solo unas pocas naves podrán ser enviadas.

Año 2996:


Después de numerosos intentos y fracasos, el proyecto Zaratustra de la Orden Soyta obtiene un espécimen con posibilidades de éxito. Se desarrolla el embrión y se le somete tras su nacimiento a crecimiento acelerado en una cápsula de realidad virtual, con las terminaciones nerviosas del cuerpo conectadas a un traje de datos que le implanta una serie de recuerdos falsos.

Año 2997:

La Orden decide que ha llegado el momento de que su superhombre interactúe con el mundo. Su apariencia física y sus experiencias simuladas son las de un adolescente. Se finaliza el programa de realidad virtual y se lo instala en Pardaterra, en uno de los colegios de la Orden. Mientras ojos espías evalúan cada uno de sus actos, la Orden provoca una serie de desastres naturales para obligarle a actuar. Ante su pasividad deciden secuestrar a una joven con la que había intimado. El superhombre la rescata y destruye al jefe del proyecto. Nadie lo vuelve a ver desde entonces.

Narrativa:

Este relámpago, esta locura

Publicada en Callejones sin salida, Ediciones Berenice, 2005.

Mención del Jurado en el premio UPC de Novela Corta de Ciencia Ficción 1998.

Permio Ignotus 2000 a la Mejor Novela Corta.

Año 2997:

La Confederación envía una expedición punitiva a Tierra de Nadie. La mayor parte de la población nativa es aniquilada, así como los multis y las ratas inteligentes y buena parte de los delfines. Jormungand es aparentemente destruido, aunque antes de morir consigue trasladar parte de su conciencia a una semilla que deja a cargo de un reducido núcleo de supervivientes. Estos consiguen huir de la matanza en la nave construida por Viento de Estrellas y, guiados por su hija Tinúviel, desembarcan en el planeta Tierra, el único en el que a la Confederación no se le ocurrirá buscarles, a causa de su situación como planeta prohibido para los humanos.

Entre los supervivientes, poco más de dos mil setecientos individuos, hay representantes de las cuatro especies inteligentes que vivían en Tierra de Nadie: humanos, delfines, multis y ratas. Poco después del desembarco, se reparten el planeta: los delfines vuelven al mar, las ratas ocupan lo que en su día fueron las estepas de Asia, y los humanos viven en los restos de la Europa occidental y en las enormes islas que son ahora lo único que sobrevive de América del Norte. Los multis renuncian explícitamente a poseer un territorio concreto y se integran con el resto de las especies, bien imitando su forma, bien sin ocultar su naturaleza alienígena. Aunque el contacto es frecuente entre las distintas especies y las fronteras de estos territorios no son rígidas, se mantendrán sin apenas cambios durante mucho tiempo.

Un cierto mesianismo se apodera de los nuevos habitantes de la Tierra. Todos esperan, al igual que harán sus descendientes, a que la semilla de Jormungand dé fruto de nuevo, y la supraconciencia planetaria que un día guió sus vidas vuelva a ellas otra vez.

Año 3457:


Los Cainitas descubren que las trayectorias de las estrellas, en su viaje alrededor del centro de la Galaxia, se apartan ligeramente lo previsto según los modelos matemáticos. Se dan cuenta de que la modificación de la constante de Planck usada en los viajes estelares acarrea consigo una modificación del espacio tiempo en el entorno de la Vía Láctea que, con el tiempo, puede llevar a que esta peligre como unidad. Ese es el momento, cuando el caos llene la Galaxia, que están esperando para intervenir y desencadenar su Yijad
*salvador+.

Narrativa:

Los celos de Dios.

Publicada en Quaderns de la UPCF #5, 1997.

Finalista Premio UPC de Novela Corta de Ciencia Ficción 1993.

Año 3852:

En la región de la Convergencia, una zona del espacio de unos diez parsecs cúbicos de capacidad y que actúa como una tierra de nadie entre la Federación y el Mandato, ambas potencias inician la construcción de una serie de Estaciones bajo su mando conjunto. Redactan y firman un tratado de jurisdicción por el que la Convergencia y las estaciones situadas en ella serán gobernadas conjuntamente por la Confederación y el Mandato, aunque gozando de cierta autonomía.

Año 3867:

Se finaliza la construcción de la Estación de Convergencia Número Uno, cuyo costo sobrepasa en varios millones de óscopos los presupuestos más pesimistas. Esto hace que las dos potencias congelen la puesta en marcha de las demás estaciones.

Año 3869:

Se descubre la distorsión a que la modificación de la constante de Planck usada en los viajes estelares está sometiendo al espaciotiempo de la Vía Láctea. Conferencia en la Cumbre entre Confederación y Mandato. Los científicos aconsejan reducir drásticamente la frecuencia e intensidad de los viajes estelares. De no ser así, la Galaxia podría desmembrarse en un plazo entre los 1.500 y los 2.000 años. La Conferencia termina sin ningún acuerdo. Aunque los viajes estelares se reducen, no lo hacen lo suficiente.

Año 3872:

Numerosos científicos llegan a la Estación de Convergencia Número Uno (conocida como la Peonza), en busca de un ambiente más libre para la investigación.

Año 3902:

Para esa fecha, la Peonza se ha convertido en el máximo exportador de tecnología avanzada a la Confederación y el Mandato. Se han desarrollado en ella varias Inteligencias Artificiales Conscientes (IAC), algo que habría sido imposible de no ser por la autonomía de la Convergencia.

Años 4140‑42:

Un fallido atentado terrorista coloca en la presidencia de la Confederación a Mijail Katanawe. Algún tiempo después, un agente del Servicio se infiltra en el grupo terrorista que lo organizó y lo desmantela. En un principio parece descubrir que el atentado fue organizado por el propio Katanawe, pero enseguida da con la verdad: Control lo organizó todo para destruirle políticamente. El plan falla gracias al agente infiltrado en el grupo terrorista.


Narrativa:

Un jinete solitario

Publicada en Callejones sin salida, Ediciones Berenice, 2005.

Premio Ignotus 1997 a la Mejor Novela Corta.

Año 4149:

Un espía del Mandato llega a la Peonza. Lleva consigo los datos de frecuencia e intensidad de los viajes estelares en su bloque. Espera reunirse con un agente doble del otro lado y obtener así un mapa completo de las modificaciones espaciotemporales en toda la galaxia. Una vez todos los datos en su poder, el plan del Mandato es modificar sus propios viajes estelares para que, cuando llegue la dispersión, esta no afecte al brazo galáctico sáver y los efectos en el de la Confederación sean lo más catastróficos posible. Un cainita intenta conseguir esos mismos datos por orden de Dios, para estar preparados en el momento de desencadenar su Yijad. El Mandato no consigue el mapa: su plan es abortado por un agente de la Confederación. Una filtración posterior hará que los sáver estén también en posesión de los mismos datos que Drímar, con lo que se llega a un estado de tablas.

Narrativa:

La sonrisa del gato.

Publicada por Ediciones Miraguano, col. Futuropolis, nº 39, 1995.

Premio Ignotus 1995 a la Mejor Novela.

Año 4158:

Una rutina espía instalada por el Dios de Nod en la Peonza es descubierta y destruida.

Narrativa:

Mensajero de Dios.

Publicado en Callejones sin salida, Ediciones Berenice, 2005.

Años 4000-4900:

Mandato y Confederación continúan embarcados en sus juegos de poder. La vida transcurre sin grandes cambios, fruto del estancamiento al que la política de estabilidad social y uniformidad cultural de ambas potencias han conducido a sus sociedades.

En la Tierra, los exiliados de Tierra de Nadie siguen repoblando el planeta. Con el tiempo el gen que activa la telepatía se ha desarrollado en prácticamente todos los habitantes del planeta madre: no sólo entre humanos y delfines, sino entre las ratas. Los multis, mezclados con el resto de la población, parecen desaparecer de escena.

En Nod, Dios continúa maquinando y esperando la Dispersión.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.