Drímar. Segunda Parte: La Era de la Expansión

Año 1 (790 d. S.):

La primera nave con hiper propulsión llega a Alfa Centauro A.

En un sistema solar cercano al núcleo galáctico, los tripulantes de la nave iraní desembarcan y destruyen su nave.

Año 47 (837 d. S.):

La ciudad de Primer Planetizaje, en el segundo planeta de Alfa Centauro A (conocido como Mundoálbrez), se convierte en el primer asentamiento humano de mas de cien mil habitantes fuera de la Tierra.

Año 48 (838 d. S.):

La Corporación Cibernética construye el último robot humaniforme, y el primero de ellos que supera un test de autoconsciencia.

Año 49 (839 d. S.):

Destinado a la Abadía, el último robot humaniforme, llamado Bishop, desaparece sin dejar rastro tras la muerte, a manos de otro robot fuera de control, del hombre al que estaba asignado.

Año 54 (844 d. S.):

Aunque la Abadía se mantiene como monasterio Soyto, la sede de la Orden es traslada a Mundoálbrez.

Año 143 (933 d. S.):

El Explorador de la Confederación de Drímar Alstair Próculo llega a Sirio y descubre posibilidades de terraformabilidad en el quinto planeta.

Año 145 (935 d. S.):

Los descendientes de los tripulantes de la nave iraní han desarrollado una sociedad con un fuerte vínculo religioso rayano en el fanatismo. Férreamente aislacionistas, se consideran los elegidos de Dios, llamados a salvar un día la Galaxia del caos y la corrupción en la que está sumida. Se llaman a sí mismo los Cainitas.

Año 152 (942 d. S.):

Un grupo privado (fundamentalmente industriales descontentos con la política económica de Drímar) envía una nave a Delta Pavonis. Con el tiempo, el asentamiento emplazado en ese sistema dará lugar al Mandato Sáver.

Año 193 (983 d. S.):


Desde Mundoálbrez se envía una expedición a Sirio 5. Descubre un escudo que impide que las radiaciones electromagnéticas no coherentes (desde las ondas de radio de mayor longitud hasta los fotones transgamma) salgan del planeta, aunque no que lleguen a el. Un estudio de las grabaciones de la misión revela que el planeta es recorrido por una extraña Carretera que no parece tener un trazado fijo. Alrededor de la Carretera, tienen lugar todos los ambientes planetarios posibles.

Año 215 (1005 d. S.):

La Compañía de Prospecciones Albrez envía su primer explorador a Sirio 5.

Año 219 (1009 d. S.):

Los habitantes de Delta Pavonis 5 (conocido como Altan) se declaran nación independiente. La Confederación de Drímar (formada por lo que, en los días terrestres fueran Australia, Japón e Hispania y sus estados asociados) vacila en reconocerla.

El antiguo Imperio Bantú, que durante siglos había despreciado la tecnología hiperespacial, conformándose con extender sus tentáculos por la Tierra, lanza su primera nave supraluz, con destino a un sistema no determinado cercano al núcleo galáctico. La confederación de Drímar preocupada ante los dos posibles adversarios que surgen a su paso.

La Tierra, hogar original de la humanidad y cuyos recursos naturales están cercanos al agotamiento, va despoblándose lentamente. Solo las escasas zonas que aun siguen en la barbarie mantienen un alto índice de población.

Este mismo año, se cambia el calendario. Hasta entonces las fechas de la Era de El Solitario convivían con las de la Expansión. A partir de este año se utilizan solo las ultimas.

Año 223:

La Compañía de Prospecciones Albrez descubre que un láser de rayos gamma (y de radiación transgamma, aunque la construcción de este ultimo es poco menos que imposible a causa del coste) puede atravesar el escudo de las nubes de Sirio 5.

Año 239:

La Confederación de Drímar declara Sirio 5 territorio exclusivo de las Compañías de Prospección. El Imperio Bantú suscribe la declaración. El mandato Sáver se abstiene.

Año 242:

Una nave del mandato Sáver llega a Epsilon Eridani y toma posesión del sistema. La Confederación de Drímar no reconoce oficialmente la propiedad del sistema, pero tampoco declara lo contrario.

Año 244:

Arístides Cayolargo, explorador de Clase C de la Compañía Mediavista, bautiza a Sirio 5 con el nombre de Bluyeiuei, bajo el que sera conocido en adelante.

Año 251:

El turbojet de un explorador de Bluyeiuei regresa a la nave nodriza sin su tripulante. Tras ser estudiadas las grabaciones, se descubre la primera de las Puertas que aparecen en la Carretera a intervalos no definidos y que parecen ser un extraño umbral dimensional.

Año 358:


El setenta por ciento del brazo galáctico terrestre explorado y colonizado en buena parte. La Confederación de Drímar controla los dos tercios de los sistemas con población. El resto se divide entre el mandato Sáver y el Imperio Bantú. Esta ultima potencia, ante los escasos sistemas que quedan por reclamar inicia la colonización, lenta y tímida, del segundo brazo galáctico.

Año 427:

Los médicos alarmados ante lo que se denomina Síndrome de la Carretera, que se manifiesta en un alto porcentaje de Exploradores de Bluyeiuei y cuyos síntomas principales son una clara tendencia a las alucinaciones y una búsqueda consciente de estas por medio de drogas. Atribuyen la enfermedad al ambiente enloquecedor del planeta, aunque un reducido sector de la profesión médica se manifiesta partidario de la hipótesis de alguna clase de virus no detectable.

Narrativa:

La carretera

Publicado en Callejones sin salida, Ediciones Berenice, 2005.

(Segunda parte de El carpintero y la lluvia [inédito]).

Año 551:

Estalla la llamada Primera Guerra de las Fronteras, entre la Confederación de Drímar y el Mandato Sáver. Las causas de esta contienda parecen deberse a una disputa territorial entre ambas potencias. El Imperio Bantú permanece oficialmente neutral ante el conflicto. En realidad apoya secretamente al Mandato Sáver.

Año 555:

Durante la guerra, un pelotón de asalto de la Confederación queda varado en Bluyeiuei. Dos de sus miembros logran salir del planeta.

Año 557:

Con la firma del tratado de Tumladen finaliza la Primera Guerra de las Fronteras sin que se pueda decir que la victoria haya caído en ninguno de ambos bandos.

Año 562:

La mayoría de las Compañías de Prospección abandonan Bluyeiuei a su suerte, convencidas de que los escasos beneficios sacados al planeta no merecen la pena frente a los riesgos y los gastos. De entre las grandes corporaciones solo la Compañía de Prospecciones Albrez mantiene las exploraciones, por sugerencia de Alber Albrez, hijo del presidente de la Compañía y miembro del pelotón que estuvo varado en Bluyeiuei.

Año 566:

Segunda Guerra de las Fronteras entre la Confederación y el Mandato. El Imperio Bantú apoya públicamente al Mandato, aunque no interviene de forma directa en el conflicto.

Año 567:

El físico Stephen Chandrasekkar descubre que en el centro de los agujeros de gusano no hay, como se había creído en un principio, una singularidad.

Año 569:


Tratado de Lagrange‑1, también conocido como de La Abadía, por haber sido firmado en el antiguo monasterio madre de los soytos, con el que se llega al termino de la Segunda Guerra de las Fronteras.

Años 551‑569:

Narrativa:

El alfabeto del carpintero.

Publicado en Espiral Ciencia Ficción, Nº 11, Febrero 1998.

(Tercera parte de El carpintero y la lluvia [inédito]).

Finalista Premio UPC de Novela Corta de Ciencia Ficción 1996.

Año 570:

Ulrich Meinherr, un estudiante posgraduado descubre, durante el transcurso de unas prácticas completamente rutinarias que, en el interior de un agujero de gusano, la constante de Planck se ve alterada, disminuyendo más a medida que se acerca a su centro, siendo la disminución proporcional al cuadrado de la distancia. En el centro mismo del agujero de gusano, la constante de Planck es casi cero.

Año 572:

Chandrasekkar confirma las observaciones de Meinherr y desarrolla la que, a partir de entonces se conoce como ley de Chandrasekkar‑Meinherr, en la que se describe la correspondencia entre la disminución de la constante de Planck y el aumento de la velocidad de la luz. Si la cte. fuese cero, la velocidad de la luz sería infinita.

Año 577:

Meinherr vuelve a provocar la polémica, afirmando que, en una singularidad, como un agujero negro, la constante de Planck es cero. Como corolario de su teoría afirma que una singularidad no puede ser creada artificialmente y que lo más que puede hacer la tecnología es acercarse a ella.

Año 597:

El mandato Sáver invade, sin previa declaración de guerra, los sistemas del Segundo Brazo del Imperio Bantú, afirmando derechos territoriales sobre esa zona de la Galaxia. Se inicia así la llamada Guerra de Anexión, en la que la Confederación de Drímar no intervendrá, pese a voces que se alzaran agoreras sobre la necesidad de detener los afanes expansionistas del Mandato Sáver.

Año 621:

Fin de la Guerra de Anexión con la rendición incondicional del Imperio Bantú. El Mandato Sáver reclama para si la totalidad del Segundo Brazo Galáctico. La nota que el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Confederación envía al Mandato se hará famosa con el correr del tiempo y consiste en una sola palabra: Ja.

Año 657:

Un individuo que oculta su rostro tras una máscara plateada sin rasgos distintivos llega al sistema solar de los Cainitas y se proclama Dios.

Año 671:

Tras una cruenta guerra, el autoproclamado Dios se hace con el control total del sistema solar de los Cainitas.


Año 773:

Se rompen las relaciones diplomáticas entre el Mandato Sáver y la Confederación de Drímar, por el llamado Incidente de Tau Ceti. Virtualmente, existe un estado de guerra entre ambas potencias, aunque ninguna de las dos se decide a romper las hostilidades.

Los Bantúes del Segundo Brazo Galáctico han sido absorbidos hace tiempo por el Mandato Sáver. Los del Primer Brazo solicitan el ingreso en la Confederación. El Mandato amenaza con iniciar la guerra de producirse la Anexión.

Año 774:

La Confederación de Drímar acepta el ingreso de los sistemas Bantúes. El Mandato ataca. Tercera Guerra de las Fronteras, también llamada Primera Guerra de la Expansión.

Año 801:

Durante la guerra, Bluyeiuei es borrado del mapa. Se cree que el Mandato Sáver abrió un agujero de gusano en el núcleo planetario, haciendo desaparecer el planeta del universo.

Año 905:

Basándose en los descubrimientos de Chandrasekkar y Meinherr, los Cainitas descubren la forma de rodear su sistema solar con una esfera de gusano y, de esta forma, aislarse completamente del resto de la Galaxia. Hacen que la esfera sea transparente a determinadas longitudes de onda: aunque aislados quieren mantenerse como escuchas silenciosos dentro de la red de información de la Confederación y el Mandato.

Año 1435:

Tratado de la Tierra, también llamado de la Partición, por el que termina la Primera (y ultima) Guerra de la Expansión. La Confederación y el Mandato se reparten la Galaxia.

Por el mismo tratado, la Tierra no pertenecerá a bando alguno, quedando abandonada a su suerte y convertida en un gigantesco radiofaro espacial. Los pocos humanos que aun quedan en el planeta madre serán evacuados.

Se inicia así la Era del aislamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.