Hal Jordan, el espectro de la llama verde. (4) De crítico del sistema a archivillano

Green Lantern: Emerald Twilight El siguiente giro de tuerca vendría motivado por acontecimientos que tienen lugar en las series de Supermán[1], y coincidiendo con la muerte de éste a manos de Juicio Final y la posterior aparición de cuatro individuos que proclaman ser los herederos del nombre y las habilidades de El Hombre de Acero. Es precisamente uno de estos, el Cyborg, quien aliado con un antiguo enemigo de Supermán (Mongul, ex tirano de Mundoguerra, una especie de Estrella de la Muerte a lo bestia) termina destruyendo Coast City, la ciudad natal de Hal Jordan.

El verdadero Supermán (regresando de entre los muertos gracias a mucha suerte, abundante luz solar, y un “crucemos los dedos a ver qué pasa” de los guionistas) ayudado por Steel, Superboy y el Erradicador desbaratarán el intento del Cyborg y Mongul de construir un nuevo Mundoguerra en la Tierra, aunque no pueden evitar la destrucción de Coast City. Hal Jordan aparece justo a tiempo para la batalla final, se enfrenta a Mongul, y ayuda a sus camaradas a derrotar a los villanos, sólo para descubrir lo fútil de su victoria: su ciudad natal ha desaparecido, sus parientes, amigos, amantes han muerto y nada puede hacerlos volver.

Es entonces cuando arranca Crepúsculo Esmeralda, desarrollada en la colección regular del personaje[2]. Allí, Hal Jordan, obsesionado por la destrucción de Coast City no puede evitar la tentación de reconstruirla usando el plasma verde de su anillo. Pasea por esta ciudad fantasmal, hace un recorrido nostálgico por su pasado, charla con los espectros esmeraldas de viejos amigos, de antiguas amantes, de parientes perdidos y, justo en el momento en que la situación se vuelve más intensa, todo se desmorona como un castillo de naipes. El anillo ha agotado su energía y deber ser recargado (como cada día) en la batería portátil en forma de linterna que da su nombre al personaje.

Jordan, derrotado, apenas sin fuerzas, incapaz de resistir la ausencia de sus seres queridos, se derrumba en el suelo y asiste atónito a la aparición de uno de los Guardianes, quien le reprocha que haya tenido la osadía de usar su anillo con propósitos meramente personales y le emplaza a regresar a Oa para recibir su castigo.

Esto es más de lo que Hal Jordan puede soportar. Durante años ha sido el obediente chico de los recados, el Green Lantern perfecto al cual todos los demás miraban en busca de un modelo. Nunca les ha pedido nada a sus amos. Y ahora, cuando los necesita, estos le rechazan y le castigan. Con un rugido de rabia, Jordan absorbe la energía que emana de la aparición del Guardián. Recargado su anillo se lanza fuera de la Tierra con un sólo propósito: volver a Oa, sí, pero no para ser castigado.

Cartel promocional de Durante el camino se encuentra con otros Green Lanterns, muchos de ellos antiguos amigos, y una y otra vez los derrota: la clave del anillo, lo que hace invencible a su poseedor, es la fuerza de voluntad, y en estos momentos nadie tiene más de eso que Jordan. Llega a Oa, desafía a los Guardianes e introduce por segunda vez su cuerpo en la Batería Central. El resultado es que esta es destruida, casi todos los Guardianes mueren, y Jordan sale de entre las ruinas cargado de poder esmeralda, y con un solo propósito en su mente: reconstruir Coast City tal como era, como debería haber sido; más aún, reconstruir el universo tal y como debería haber sido.

Jordan se aleja de Oa ya no como un Green Lantern, sino como Parallax, sin saber que un Guardián ha sobrevivido. Este superviviente es Ganthet, quizá el más heterodoxo de los Guardianes y posiblemente el único que comprende la rabia y la frustración que hay en el corazón de Hal Jordan (“Nuestro mayor campeón y no le ayudamos cuando lo necesitó”, dice. “Nuestra adhesión a las normas nos impidió sentir compasión”[3]). Ganthet, con los restos del poder que le quedan (y los trozos del anillo de Jordan, destruido por el propio Hall) forja un nuevo anillo que envía a la Tierra. El anillo caerá en manos de Kyle Rayner, que se convertirá en nuevo Green Lantern sin tener la menor idea de lo que eso significa[4]. Pero esa ya es otra historia.

Crepúsculo Esmeralda es una obra llena de amargura y Jordan juega en ella el papel del Ángel Caído, el de la criatura que lo ha dado todo por sus amos y, cuando más lo necesitaba, estos le han fallado. A diferencia de Lucifer, Hal Jordan tiene éxito (al menos en un primer momento) en su rebelión y roba el poder a sus antiguos amos, decidido a reconstruir cuanto ha perdido sin caer en la cuenta (y ahí está la ironía del desenlace del cómic) de que desde ese preciso instante, desde el momento en que decide reconstruir el universo a su imagen y semejanza está haciendo exactamente lo mismo que los Guardianes. Por primera vez desde que se puso el anillo en el dedo Jordan actúa sin pensar, sin cuestionarse sus motivos y, menos aún, sus métodos. Su caída será grande, y caerá desde muy alto.

NOTAS:

  1. AA. VV.: Superman: funeral por un amigo (Ediciones Zinco, Barcelona, 1993) y Superman: el reinado de los superhombres (En Superman núms. 1-5 y Superman: el Hombre de Acero, núms. 1-5. Ediciones Zinco, Barcelona, 1993/1994.) Originalmente en Adventures of Superman, núms. 489-505, Action Comics, núms. 685-691, Superman: the Man of Steel, núms. 20-26, Superman, núms. 75-82 y parte Green Lantern núm 46. DC Comics, NY, 1993.
  2. Marz, Ron; Banks, Darryl; Tanghal, Romeo: Green Lantern: Crepúsculo Esmeralda. Ediciones Zinco, Barcelona, 1995. Originalmente en Green Lantern, núms. 48-50, DC Comics, NY, enero/marzo 1994.
  3. Green Lantern: Crepúsculo Esmeralda, pág. 78.
  4. No puedo resistirme a detallar un par de cosas, que además inciden en lo que comentaba antes sobre los Guardianes del Universo como un puñado de manipuladores paranoicos (y a veces me pregunto si George Lucas no los tendría en mente cuando creó ese Consejo de los Jedi para La amenaza fantasma: tan preocupados por su propia supervivencia que no tienen ni idea de qué hacer con una herramienta peligrosa cuando les cae en el regazo). En el momento en que Kyle se hace con el anillo, como he dicho, no sabe nada de él, ni de los Green Lanterns, ni de los Guardianes. Y tampoco sabe nada de la debilidad con el color amarillo del anillo de poder. La consecuencia es que su anillo funciona perfectamente con cualquier color, amarillo incluido y que el único límite a su uso es la imaginación y la voluntad de su portador. Hemos de suponer que la debilidad con el amarillo nunca fue real, sino algo inducido en el subconsciente de los Green Lanterns por parte de los Guardianes como mecanismo de seguridad (si el anillo depende de tu voluntad y tu crees que algo amarillo atravesará tus defensas, es seguro que lo hará). Una vez más, los Guardianes se revelan como unos manipuladores.

© 2006, Rodolfo Martínez

7 comentarios

  1. Rodolfo: me gustaron mucho tus críticas a còmics, especialmente las que hiciste de Green Lantern. Supongo que revisarás también la última “vuelta de tuerca” (entre comillas, obviamente, pero ¡qué buena historia!) que hizo Geoff Johns en Rebirth. Sería interesante.
    Saludos,
    Matias

  2. Confieso que le tengo un tanto perdida la pista a Hal Jordan. Lo último que leí (y me temo que ahí acabarán estos artículos) fue la serie escrita por Giffen donde Jordan se había convertido en “The Spectre”.

    Tengo los números de Green Lantern dibujados por Pacheco, es cierto, pero confieso que no los he leído aún… De hecho, en su momento los compré más por el dibujante que por otra cosa.

  3. Rodolfo: te recomiendo que leas “Rebirth”. No sé si lo han publicado en España, (acá, en Argentina, sí) pero estaría bueno que lo consiguieras. Es realmente un bodrio la “etapa Spectre”, pero con Johns repunta la cosa. Tiene que ver con todo el rollo que armó DC con la “Crisis Infinita” que largaron este año (Continuación de la Clásica “Crisis en Tierras Infinitas”). Parece que DC anda con una onda medio retro, quedándose con lo más interesante de los últimos años y borrando lo que no funcionó.

  4. Es posible que incluso tenga esos números. Como comenté antes, tengo buena parte de la etapa dibujaba por Pacheco, y me suena que los guiones eran de Geoff Johnns.

    Le echaré un vistazo a mi biblioteca, gracias.

  5. Tiene narices, por cierto, lo de la DC.

    Ya son las terceras \”Crisis\” que montan, tras la original y \”Hora Cero\”.

  6. Perdón por la tardanza en la respuesta. Pero “Rebirth” no fue dibujado por Pacheco, sino por Ethan Van Sciver. Me parece que es otra historia.
    La Crisis Infinita, a diferencia de la Hora Cero, es una continuación de Crisis en Tierras Infinitas (Aparecen Alexander Luthor de Tierra 3, Superman y Lois de Tierra 2 y Superboy de Tierra Prima) y los superhéroes comienzan a recordar al Multiverso viejo y a la Crisis. (Power Girl, por ejemplo, recuerda ser Kara, la Supergirl de Tierra 2).

  7. Hola ,Seria buenos que sacaran nuevos numeros en la que aparescan El Espectro y Superman,Yo tengo en la que El espectro lleva a Superman a una dimension desconocida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.