Quién ha llegado adónde y cómo

Todo el mundo lo hace y me temo que no voy a ser menos. Hace poco activé las estadísticas de mi dominio y de vez en cuando entro a ver cómo la gente ha ido llegando a mi página. Confieso que ha sido, en cierto modo, un poco decepcionante. Buena parte de las personas que entran en Drímar, lo hacen buscando información sobre mí, sobre la literatura que me interesa o sobre alguno de los temas que trato en mi blog.

Sin embargo, sí que hay algunas cosillas cuando menos “curiosas”. Algunas de ellas, clásicos que he podido ver en otros blogs, del estilo de “Wonder Woman desnuda”, “Lois Lane desnuda” o, finalmente “Marvel totalmente desnuda”: pues no pide nada el chaval. Tenemos luego alguna perversioncita del estilo de “bondage masculino” o “adolescencia perversa porno dvd”, que ni de lejos llegan a aquel estrambótico “Darth Vader follando con el traje puesto” que se usó como cadena de búsqueda y que acabó llevando al que eso escribió al blog de mi amigo Iván Olmedo. Me soprende una cadena de búsqueda como “lo más tierno”, que me ha dejado pensativo unos minutos preguntándome qué querría encontrar el tipo con eso y me deja un poco parado un “te dejo antes de que me lo pidas”, que casi parece un grito lanzado al vacío.

Lo de “poemas de kung-fu” me ha hecho gracia. Y, por supuesto, lo de “partes más ricas de una mujer” me ha llevado preguntarme qué émulo de Anibal Lecter acabó entrando en mi página. Alguien vuelve a insistir con “poemas de bondage” y posteriormente con “novelas de bondage” (parece que eso de atar o que te aten mola… y, bueno, reconozco que como consumidor habitual de las sesiones fotográficas de Dita von Teese, no puedo decir que la idea me sea desagradable).

Luego están los completistas por llamarlos de alguna manera, como aquel que tecleó “buscar la obra de literatura llamada una frase para cada día del año” o el que me ha tomado por don Vito Corleone y ha escrito “Mafia Martínez”. Totalmente surrealista es la pregunta “quién fue Tolkien en la comunicación gráfica”, seguida de cerca por “el complejo de Edipo en los sicarios”.

Pero mi favorita es sin duda esta: “relato corto de alguien que trate de vivir sin el menor esfuerzo de trabajo posible”. Noble aspiración, sin duda, pese a lo retorcido de la sintaxis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.