Algunas curiosidades

Desde que tengo un móvil con cámara de fotos, de vez en cuando me da por fotografiar cosas que encuentro más o menos “curiosas”. Nunca he sabido muy bien qué hacer con ellas, pero supongo que este es un sitio tan bueno como cualquier otro para mostrarlas.

La primera es un graffitti (o como coño se escriba, que nunca he sabido cuantas efes y cuantas tes lleva la maldita palabreja) que alguien dejó cerca del Trisquel, el bar donde nos reunimos, ahora que han cerrado el Avalón. Uno cree que es friki hasta que ve que hay gente que se dedica a perder su tiempo haciendo pintadas como esa.

La segunda ya la he mostrado en otra entrada de este Escrito en el agua. Se trata, para mí, de una foto que refleja a la perfección las paradojas de la vida moderna: una máquina de tabaco de la que cuelga un cartel de “Prohibido fumar”. Surrealista, si no fuera real, ciertamente.

Estuve persiguiendo este coche varios días. Bueno, no exageraré. Me limitaré a decir que, desde que lo vi por primera vez aparcado cerca de mi casa, me mantuve ojo avizor por si lo volvía a ver para inmortalizarlo. Los que conozcan Barcelona verán que es nada más y nada menos que la versión en Smart (o, como decimos por aquí, en “mierdacoche”) de un típico taxi barcelonés. Sólo que no fue tomada en Barcelona ni es un taxi.

Y termino con un curioso anuncio que había cerca de mi hotel en Madrid, estos días pasados. Aparentemente algo tan prosaico como el alquiler de un local o un piso. Hasta que uno se fija en las tres primeras cifras del número de teléfono. Una pena no haber visto esto en la época en que escribía mi relato “Marcado tres veces”, porque me habría venido de perlas.El mundo está lleno de cosas raras, curiosas, sorprendentes. No es que estas lo sean especialmente (estoy seguro de que si uno se pone a escarbar encuentra cosas mucho más estrafalarias). Pero en su momento me llamaron la atención. Y aquí están.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.