El mito de la caverna

¿Para qué están los amigos? Hay noches que no duermo pensando en ello. Bromas aparte, por egocéntrico que uno sea (y dicen que yo lo soy bastante) no puede evitar alegrarse cuando uno de sus amigos tiene éxito en alguna de las cosas que emprende.

Felicidad Martínez acaba de publicar su primer cuento en la revista electrónica Axxon. Se títula El mito de la caverna y podéis leerlo con sólo pinchar en el link del título.

Es un cuento primerizo, ciertamente; y aquí ya veo a la gente más cercana a Felicidad echándose las manos a la cabeza y diciendo que cómo me atrevo a decir eso, que ella lleva muchos años escribiendo para que ahora la acusen de ser primeriza. Bien, eso es cierto. También lo es que llevaba demasiado tiempo escribiendo a solas, sin la criba necesaria de la publicación y las críticas, algo imprescindible para que cualquier escritor mejore y abandone los vicíos y tics del amateurismo. Quizá no la conozca desde hace tanto tiempo como otras personas, pero sigo pensando que Fel necesitaba publicar, y cuanto antes mejor para que todo el potencial que lleva dentro (y es mucho, eso lo sé) se desarrolle de una vez.

Un primer paso, pues. Primerizo, como he dicho, no excento de defectos y sin duda mejorable. Pero un primer paso interesante y que, además, estoy seguro de que no va a ser el último.

Enhorabuena, Fel. Y, ante todo: Jehová. Siempre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.