Fondo y forma

Es curioso. Pocas personas he conseguido que entendieran mi razonamiento. Y, encima, de esas pocas, a la mayoría el asunto no les interesaba demasiado.

Me explico. Una de las parábolas más famosas del cristianismo es la de los talentos. Para los que no tengáis el asunto muy reciente, he aquí un resumen:

Un amo tenía tres criados de confianza. Tomó su dinero y a uno le dio diez talentos, al otro cinco y al tercero, uno. Pasado un tiempo les llamó y les preguntó qué habían hecho con el dinero. El de los diez talentos dijo: “Pues mira, los puse a rendir y a los diez que me diste, he sumado otros diez”. “Bien”, dijo el amo, “has sido un siervo fiel y diligente, te recompenso con esto, lo otro y lo de más allá”. El de los cinco talentos dijo: “Puse a trabajar el dinero y a los cinco que me diste, he añadido otros tantos”. “Bien”, dijo el amo, “has sido fiel y diligente y te recompenso con esto otro y aquello”. El tercer siervo dijo: “Sé que eres un amo celoso, que se aprovecha del trabajo que hacemos los demás. Así que me he limitado a guardar el talento que me diste. Mira, aquí lo tienes”. El amo monta en colera, llama perezoso al criado y ordena que lo azoten, lo echen o las dos cosas.

La interpretación oficial de esa parábola (la única válida si eres católico, recuerda que en la Iglesia Católica, sólo los doctores autorizados tienen derecho a interpretar la Biblia) es que Dios nos concede ciertos dones de nacimiento y que es responsabilidad nuestra hacerlos trabajar, rendir, que florezcan y se desarrollen, y todo eso.

Vale, muy bien. Es una idea con la que hasta puedo estar de acuerdo. Naces con unas capacidades y si no haces todo lo que puedes para desarrollarlas no podrás echarle la culpa a nadie más que a ti mismo. Perfecto.

Sin embargo, lo que a menudo olvida la interpretación de la parábola es la parábola en sí, la anécdota, la historia que está contando. Y, cuando intentas sacar el tema a colación, normalmente se te dice que eso no importa, que la anécdota es irrelevante y que lo importante es ejemplo moral que sacamos de ella.

Falso. Claro que importa. Para ejemplificar lo que Jesús quería pudo haber elegido un montón de historias distintas. Pero eligió una sola, una en concreto de entre todas las posibles. Y esa que eligió es una donde implícitamente se afirma que está bien que un hombre explote a otros y se apropie de su trabajo, que incluso es lícito que monte en cólera y tome justa venganza cuando se encuentra con alguien que se niega a ser explotado y a jugar según las reglas del amo.

Bueno, me dirés. Jesús vivió en una época y usaba el lenguaje de esa época, uno que los habitantes de entonces pudieran entender. Argumento que no vale ni el papel en el que está escrito desde el momento en que volvemos a decir que pudo haber elegido muchas formas de decir lo que dijo, todas ellas comprensibles para el hombre de su época.

Durante un tiempo fui creyente y me consideré cristiano. Incluso después de llegar a la conclusión (personal, subjetiva y que no espero que nadie comparta) de que Dios no existe, seguí admirando la figura de Jesús y la moral que se desprendía de sus enseñanzas. Sin embargo, fueron cosas como esta parábola la que me hicieron empezar a plantearme la idea de que, a lo mejor, en lo moral el cristianismo y yo tampoco comulgábamos gran cosa. Al fin y al cabo, estamos ante un individuo que considera normal un sistema que, sin rasgarnos demasiado las vestiduras, podemos calificar perfectamente de esclavista. Y que no duda en usar con desparpajo elementos de esa sociedad esclavista para sus supuestas prédicas morales. Ahí hay algo turbio, que diría mi amigo Chus Parrado.

Luego vas viendo que no es la única cosa turbia que hay. Jesús salva a la mujer adúltera de morir lapidada y le dice “vete y no peques más”. Y yo me pregunto “¿más? ¿En qué había pecado?”. Un romano le pide que cure a su sirviente y Jesús al principio se niega, pues al fin y al cabo, él no ha venido aquí a tratar con extranjeros, está sólo para salvar a los judíos. Para Jesús servir a ese Dios al que llama “abba” es más importante que cualquier amigo, cualquier pariente, cualquier lazo de sangre o de afecto. Buff. Qué mal rollo, ¿no? Alguien para quien “la causa” está por encima de cualquier otra consideración…. Empiezan a sonar ecos siniestros en mi mente.

En fin, no voy a seguir. Pero con los años me he ido dando cuenta de una cosa. Y es que la única aportación válida que, al menos para mí, ha hecho el cristianismo (o, para ser exactos, tal vez debería decir, en este caso el judaísmo) desde el punto de vista moral es el libre albedrío: el hecho de que nosotros, y nadie más, somos los últimos responsables de nuestros propios actos y pensamientos.

El resto… sobre el resto había mucho que decir. Y no demasiado bueno.

Un comentario

  1. Mira..Compadre de mierda nadie te esta abligando a creer en algo que tu misno no quieras… Las cosas tangibles e intangibles estan ahi para que las tomes o las dejes para otro. Sin embargo, yo no te escribo para ofenderte, solo quiero expresar mi interpretacion a la parabola.

    Creo que la vida pasa por tres etapas la gestacion, el nacimiento y la muerte,y/o lo desconocido.

    Dios nombrado como jesus o X, otogo al hombre en general 10 talentos (la vida, la palabra, salud, familia, conocimiento, etc.) los cuales al primer hombre le otorgo todo ( como muchos persona); el segundo hombre entrego la vida, familia, la palabra, el tercero solo tiene vida y la palabra.

    Lo que Dios espera de todos y cada uno de nosotros que tomemos los talentos con los que nos toco vivir y que se produzcan rendimientos para el presente y futuro (Menor violencia, menos hambres, menos muerte, etc.) y que busquemos vida eterna….

    No te quedes con solo conocer tu, la palabra de Dios, que practiques y transmitas a tus parientes, tus hijos, tus amigos, compañeros de trabajo, al mundo entero. No ocultes ni te apenes al decir Creo en Dios y soy siervo legitimo de el…transmite la palabra de Dios y lograras tener Paz en ti mismo…es cierto Dios quiere esclavos de la palabra, hombres y mujeres que no descancen hasta ver que su poposito se ha cumplido.. la vida aqui se queda en cualquier momento y uno debe estar preparado para dejar este mundo y esperar lo que viene..

    Se feliz… si consumes drogas, eres gay, o te gustan las emosiones en trios escribeme.. no te arrepentiras..cost 200 UD. hora

    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.